Ellas dicen que nada es casualidad en la vida y que el hecho de haber coincidido en la idea de exponer juntas tiene mucho que ver con un cúmulo de coincidencias que hoy, tras frondosa y reconocida trayectoria, se les revelan en el camino. Telma Palacios y Viviana Ovalle son dos artistas plásticas enormes por el fascinante despliegue de talento y producción que le ofrecieron a la provincia. Ambas están presentando "Acrílicos y esculturas", una muestra conjunta que permanecerá montada hasta el 22 de diciembre en El Castillo de San Lorenzo (Avenida Juan Carlos Dávalos 1987).
Ovalle presenta esculturas que moldeó en los últimos años, provistas de su habitual presencia monolítica, su limpia geometría y su fuerza estructural. Son piezas en las que se destaca la sutileza y la síntesis de dos o tres elementos (como manos y cabeza) que les insuflan humanidad.
Palacios expone obras de dos series: Venecia y Niveles. En la primera incorpora imágenes de la mítica ciudad italiana, resignificando cada imagen a partir de un sutil juego de perspectivas y de una particular pincelada "pixelada".
La otra serie está conformada por obras de pequeño formato y "se basa en un concepto más filosófico de la vida", explicó la artista.
La muestra organizada por la Dirección de Cultura de la Municipalidad de San Lorenzo permanecerá habilitada hasta este domingo. Mañana, las artistas ofrecerán una visita guiada, a partir de las 18.
Telma Palacios nació en Bell Ville (Córdoba), pero se mudó a Salta en 1971. Lleva 43 años dedicados al arte. Viviana Ovalle trabaja en su taller de esculturas desde hace 36 años. Las artistas se cruzaron varias veces en diferentes ámbitos vinculados al arte, y en una charla casual decidieron, este año, organizar una muestra conjunta. ¿Qué las une? "Lo que hace Viviana es tridimensional y lo que hago yo es bidimensional, pero hay una vinculación plástica que tiene que ver con la estética de la forma", responde Telma.
"Sí -coincide Viviana-, nos une ese respeto y el sentido de lo estético, pero también la pasión por 'hacer' en el arte. Eso es fundamental. Algunas veces uno prepara muestras con una temática especial, con un lenguaje predeterminado para que las obras dialoguen entre sí, pero otras veces las muestras se dan de una forma más natural, como fue este caso".
Para "Acrílicos y esculturas", ambas artistas seleccionaron sus trabajos con mirada descontracturada. "El Castillo de San Lorenzo es un lugar muy cálido que te genera menos presión que un museo. En un espacio institucional sí o sí tenés que presentar una propuesta conceptual específica y un conjunto de obras actualizadas. En estos ámbitos alternativos uno puede tomarse ciertas licencias", explicó Telma Palacios. Una selección perfecta para quien no las conoce y un deleite imperdible para quienes admiran su obra.

Una rica cosecha

Las expositoras son dos referentes del arte salteño, con una trayectoria ampliamente reconocida. Telma Palacios ganó dos Grandes Premios de Honor en los Concursos Provinciales, en la especialidad pintura y dibujo. Además el año pasado obtuvo, en el mismo certamen, el primer premio en grabado, una disciplina que comenzó a explorar recientemente.
Viviana Ovalle fue reconocida con el primer premio nacional Lola Mora, otorgado por la Subsecretaría de Cultura de la Nación en 1991. Además, en 2007 obtuvo el Gran Premio de Honor de la Provincia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora