El barrio porteño de Chacarita sufre por el dengue. En las zonas aledañas al cementerio, hay cerca de una docena de infectados. Entre ellos están el actor Gabriel Correa y su mujer. Cuestionaron que no hay prevención: "Hay nubes de mosquitos y parece que nunca se fumigó".

El actor contó que en el cementerio "hay lugares con agua y cacharraje" lo que facilita la reproducción de los mosquitos. Frente a cámara, mostraron los estudios médicos que arrojaron como resultado que fueron afectados: "A partir del martes pasado empezamos a sentirnos muy mal y acabamos de venir de la clínica, de hacernos los estudios. Tenemos dengue los dos".

"Mi mujer está mucho peor que yo porque en los análisis del dio que había sido reinfectada y hay mayor riesgo porque hay más pérdida de plaquetas y glóbulos blancos", dijo y explicó cuáles son los síntomas: "Tiene dolores de cabeza intensos, puntazos en los oídos. Son diez, quince días de reposo absoluto. Solo te internan en caso de que haya riesgo de sangrado".

Convivir a diario con los mosquitos les modificó su rutina. Además de ponerse varias veces al día repelente para evitar nuevas picaduras, reveló que duermen con un tul por miedo a contagiar a sus hijos.

Correa no fue el único vecino que reclamó que se tomen medidas para evitar más casos de dengue positivo. En Arriba Argentinos, ciclo de El Trece, un hombre aseguró que si uno revisa los frascos y latas que hay en los alrededores del cementerio "se pueden observar las larvas" de los mosquitos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora