Una noche donde el viaje imaginario rondó de manera permanente. Así, se puede denominar al gran recital que ofreció recientemente Jesús Rodríguez "El Angel del Recuerdo", en el local de El Teatrino.
Un lleno total se cristalizó durante el tribuno a Los Angeles Negros.

"La gente me pedía un show de estas características y fue un volver a comenzar de nuevo con una banda en vivo. Este conjunto marcó un antes y un después en mí gusto musical porque cuando yo era niño cantaba folclore", aseguró el cantante salteño.

El artista cristalizó su ansiado tributo a Los Angeles Negros, el mayor exponente de la música romántica de Latinoamérica de los años 70. Germaín de la Fuente era el cantante original del conjunto chileno. El show de Jesús vislumbró un marco espectacular, donde nuevamente hubo gente que quedó afuera del local, ya que las entradas estaban agotadas.

Jesús desde pequeño fijó su admiración por Los Angeles Negros, su voz siempre se emparentó al estilo y hasta fue tentado en alguna oportunidad. "Hubo un ofrecimiento para ir a Chile, al casting que hicieron Los Ángeles Negros, cuando se retiró el cantante Germaín de la Fuente. Me quiso llevar el recordado Américo Sosa. Por entonces, yo era menor de edad (tenía 17 años), y no fui; estábamos en pleno proceso militar. La gran oportunidad ya pasó. Hoy me toca vivir este momento musical que es muy importante", agregó.

Cuando se le consultó sobre el repertorio, confesó "Es una selección de grandes exitos de los años '70, y que aún están vigentes en toda Sudamérica y que no tienen distinción de edades. Estas canciones siguen enamorando a las personas y trayendo gratos recuerdos a otras. Cuando termino un show, hay quienes me confiesan que los hice llorar porque recordaron a un ser querido. Y no falta quien recuerda que con tal canción conoció a quien luego fue su esposa. Estas anécdotas me llenan de ganas de seguir cantando", dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora