Los chicos crecen. El árbol folclórico de nuestra provincia no deja de brindar sus frutos, los gajos se ramifican a diario para desprender talento y exhibir color esperanza.
Hace algunas semanas, jóvenes salteños fueron distinguidos a nivel nacional. OBC Producciones realiza un paneo cada año de los artistas que asoman en cada provincia con proyección y los premia por su trabajo. La intención es motivarlos a seguir apostando con esfuerzo y sacrificio en el cancionero popular.
La fiesta de distinción se llevó a cabo en la ciudad de Córdoba y los salteños premiados fueron: Los del Paseo, la solista Noelia Aybar y el grupo Mañeros.
"Nacimos en el Barrio Ferroviario, somos amigos de la infancia, aunque recién hace un año y medio decidimos darle continuidad a esta profesión. Recientemente ofrecimos un recital en la Casa de la Cultura, con gran aceptación de la gente. Eso nos genera ganas de crecer y aprender. Esta distinción nos sorprendió por el poco tiempo que llevamos juntos. Como salteño es un orgullo que no se puede describir", dijo Bruno Aybar, integrante de Mañeros, que se completa con Matías Kelly y Damián Pereyra. "Nos armoniza Fabián Herrera, un artista de sobrada trayectoria en el folclore", agregó Kelly.
Mañeros cuenta con un repertorio variado, donde se vislumbran zambas, chacareras, boleros, serenatas y hasta algunos ritmos latinos.
"Fue algo maravilloso, una cena con alrededor de 500 personas de todo el país. Es importante que se difunda a los nuevos jóvenes del folclore. Es un mimo...una motivación para enchufarse a pleno. También representa una doble responsabilidad. De todas maneras, siempre apostamos con el corazón", aseguró Pereyra.
Asimismo, Noe Aybar ya viene sonando durante las últimas temporadas en los festivales de nuestra provincia.
"Mi primera actuación fue en la Serenata a Cafayate, de la mano de Los Izkierdos de la Cueva. Asistí a los talleres Dávalos, donde hice mi base musical. El año pasado gané el concurso Semilleros, en ese momento aprendí a querer el folclore. Luego de esta experiencia se me abrieron puertas en distintos lugares de la provincia", aseveró esta joven cantante salteña.
Ahora se viene la temporada de verano y seguramente asomarán diversas actuaciones. "Por suerte algunos festivales ya se empezaron a interesar por mi propuesta y eso me brinda una enorme satisfacción. Seguramente iremos sumando experiencia sobre los escenarios para encarar una carrera artística con mayor solidez. No es sencillo entrar en el circuito folclórico, pero no pienso aflojar con el trabajo y la perseverancia. Soy una agradecida por lo que Dios me puso en el camino", acotó finalmente Aybar.
Sin dudas, el semillero siempre está...con niños y jóvenes que hacen presagiar un futuro auspicioso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia