Por lo general, lo clásico y lo folclórico van separados, pero eso no quiere decir que no se puedan juntar, y juntarse con el mejor de los resultados, superador y gratificante. Y que, además, deja espacio para otras expresiones que, en el todo, consuman una propuesta artística rejerarquizada y repotenciada en cada una de las escenas, en cada segundo.

Tal es el resultado -según anticiparon algunos de sus responsables- de "Puente al sol", la obra que este sábado, domingo y el 25 de mayo, a las 21, con entrada gratis, se podrá ver en el Teatro Provincial, en estreno nacional.

En esta oportunidad, las partes del todo artístico que subirá a escena son el Ballet de la Provincia de Salta y el Ballet Folklórico Martín Miguel de Güemes de Salta, unidos en una misma producción junto a un grupo instrumental de destacados músicos y La Coral de las Américas.

Noventa artistas en escena recrearán esta obra escrita y dirigida por el maestro Damián Sánchez, con coreografía de Federico Fleitas, la asistencia coreográfica de Leandro Ferreira Morais, y la colaboración de los responsables de ambos ballets, Lito Luna y Paula Argüelles.

El coreógrafo
La música es una sola, afirmó Federico Fleitas, el coreógrafo del espectáculo, en el comienzo de una charla con El Tribuno, y explicó que aunque la música académica fue llevada a la partitura, hay otra música original que permite cruzarse.

Con la danza pasa lo mismo. La danza popular viene más de la tierra, del pueblo, y la clásica de la academia, pero se pueden cruzar en algún momento. "No es fácil porque son dos escuelas distintas, pero se puede y se obtienen buenos resultados", aseguró, para luego destacar que lo más crítico en estos casos es hacer entender a las dos partes que hay que buscar un centro, tanto de un lado como del otro. "En este caso, quizás le cuesta menos a Ballet Folclórico porque la obra tiene mucho de tierra, en cambio para el clásico es un poco más complicado porque están acostumbrados a bailar en puntas y en el aire".
En este punto, Fleitas aclaró que a su juicio, las danzas populares son la base; de hecho, la danza se conoce de tiempos antiquísimos cuando todavía no había escritura. Para mí la danza popular es la base de todo".

El guión

La obra cuenta la historia de un pueblo andino que elige a su nuevo líder, un curaca (el pastor). El elegido acepta y se ofrece al Sol (Dios) pero también es objeto de la tentación del mal (el diablo) que busca tomar su poder y su alma. Sin saber esto, las mujeres expresan su enamoramiento; los hombres expresan su admiración. El mal gana. El pueblo percibe la traición, hay una lucha entre el bien (un ángel) y el mal (el diablo).

Una pastora lo enamora. El pastor se debate en estas tensiones y el pueblo (el coro) vive un desenlace expresado en la poesía sobre el guión de Jorge Sosa y las letras de Jorge Sosa, Vilma Vega y Pedro Leopoldo Zalazar. Las solistas salteñas son Isabel Villa (machi) y Agustina Vidal (pastora), Agrupación Coral de las Américas, Grupo Instrumental, Jorge de la Vega, quena solista; Lucio Luis, violín solista y banda de sikuris.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora