El Ballet de Moscú sobre Hielo, de Andrei Zorin, llegará con todo su esplendor a la capital salteña. Esta compañía, una de las más reconocidas en el mundo del patinaje, se presentará el sábado 16 y domingo 17 de julio, en el estadio polideportivo Delmi. Presentará las obras La reina de las nieves y La Cenicienta.

Serán 180 metros cuadrados de pista de hielo, donde 20 patinadores profesionales, deleitarán al público con el arte del patinaje sobre hielo. Se realizarán solo 4 funciones (dos por día). Ya están a la venta las dos primeras. La venta de entradas se está realizando en todos los supermercados Carrefour, donde se puede comprar con efectivo y todas las tarjetas de crédito. También se pueden adquirir en Tarjeta Credimas, Balcarce 25.

Zorin, es un reconocido en el mundo entero por su trayectoria. Este mencionado ballet ruso recorre el mundo con diferentes puestas en escena.

La reina de las nieves, está inspirado en el cuento escrito por Hans Christian Andersen. Su historia se centra en la lucha entre el bien y el mal vivida por dos niños, Kay y Gerda.

La historia relata la historia de un pérfido Troll que confecciona un espejo mágico incapaz de reflejar la bondad de las personas, devolviendo imágenes distorsionadas y terroríficas. El Diablo y sus pupilos, muy felices con el artefacto del Troll, deciden llevar el espejo al cielo para escandalizar a los ángeles.
A causa de un error logístico el espejo cae hacia la Tierra, rompiéndose en millones de pequeños fragmentos de cristal, no más grandes que un grano de arena.

Estos fragmentos se esparcieron por todas partes y fueron aspirados por la mayoría de los habitantes del mundo, cuyos corazones, poco a poco, fueron congelándose irremediablemente.

Años después de este suceso, una niña llamada Gerda, y un muchacho llamado Kay, escuchan atentamente la historia de la Reina de las Nieves; ama y señora de las Abejas de Nieve, capaces de helar a cualquier incauto que caiga bajo el filo de sus aguijones.

Durante una agradable tarde de verano Kay aspira uno de los fragmentos del espejo del Troll. Su personalidad cambia radicalmente. Se vuelve cruel y agresivo, y pronto abandona los juegos con Gerda.
Kay es llevado al palacio de la Reina de las Nieves, bajo la promesa de que será liberado de los fragmentos del espejo del Troll si pronuncia la palabra eternidad, naturalmente, una estratagema de la bruja para hacerlo prisionero.

Con esta premisa, Hans Christian Andersen construye uno de los mejores cuentos de hadas de todos los tiempos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora