Con toda su intensa historia a cuestas, anécdotas y sobre todo tradición norteña y argentina, el Boliche Balderrama se iluminará mañana en la noche con las 62 velitas que marcan un nuevo año de vida "a orillitas del canal".
Las mujeres que dirigen la peña, Julia y sus tres hijas, Noemí, Liliana y Patricia, son las responsables de preservar el legado que les dejó Juan Balderrama con expresas indicaciones. "Mi papá fue categórico. Nos encargó que siguiéramos el negocio con la misma calidad y calidez que hasta ahora. Cuando se desplomó el techo lo reconstruimos como era, con chapas, y reforzamos las paredes. No aceptamos otra forma de hacerlo y mi mamá nos pidió especialmente que así fuera", le cuenta a El Tribuno la menor, Patricia.

A beneficio

Será una noche como todas, a puro folclore. "Pero lo recaudado por el espectáculo se donará íntegramente a la Fundación HOPE, cuyos responsables se llevarán el sobre al cierre de la jornada. El aniversario es el 29, por eso comenzamos a celebrarlo desde los últimos minutos del sábado. La mejor forma de festejar es ayudando y, aunque nunca lo dimos a conocer, años anteriores ofrecimos almuerzos y shows a geriátricos o donaciones a fundaciones", cuenta.
"Para nosotras, después de la ida de nuestros viejos y de lo que pasó con el edificio, esto es un verdadero renacimiento", asegura una de estas cuatro mujeres que sostienen el famoso boliche que, aunque perdió valiosas fotografías, aún conserva más de 300 que recorren los años cumplidos en compañía de grandes cantores y compositores. La canción escrita por Manuel J. Castilla y musicalizada por el Cuchi Leguizamón la posicionó en el mundo y seguramente el espíritu de todos ellos estará esta noche para cantarle nuevamente a esta inmortal esquina peñera.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia