Con insólitos participantes como Edgard, de Volcán, la Cheta y DJ Memo se prepara Gran Herma­no, que desde la pantalla de América promete revolucionar la televisión este 2015. La fecha estimativa para que comience el programa que conducirá Jorge Rial es el miércoles 15 de abril.

Edgard, de grupo Volcán

El líder de la banda tropical Volcán se alejó de la música después de un fatal accidente. "En 1993 empecé cantando con el grupo Vol­cán. Vine a los 14 años de Puerto Iguazú, Misiones. Gané muy buena plata, que ahora no sé dón­de está. Tuve la mala suerte de perder a mi productor en un accidente, a Roberto Fontana, el que creó la mo­vida tropical televisiva. En ese accidente mueren cinco personas, entre las que es­taban mi mamá, el marido de ella, Roberto, su herma­na y una prima, en la ruta camino a Mar del Plata. Ahí cambió mi vida, no quería saber más nada de cantar. Hace cinco o seis años me fui a Misiones y sentí que mi ciclo en Buenos Aires es­taba cumplido. No quiero entrar a Gran Hermano pa­ra ser famoso, ni tampoco me interesa ser más conoci­do de lo que fui", explicó el músico.

DJ Memo, de los Wachiturros

Emanuel Guidone está procesado en una causa por abuso sexual de una joven en una combi de la banda y aguarda el juicio oral. "Tengo 25 años. Tenía una vida nor­mal, trabajaba, todo, estuve privado de mi libertad por cosas de la vida. Uno tiene amistades que no corres­ponden y hace cosas que no corresponden. Fue por un robo con un amigo y termi­né culpado yo con una con­dena de nueve meses. Cam­bié como persona, empecé a trabajar hasta que se me presentó la oportunidad de ser DJ en una banda que fueron y son los Wachitu­rros. Mi vida privada siem­pre la mantuve al margen de mi vida artística, nunca dije en la televisión que he consumido drogas, que he robado, que anduve mucho en la noche", contó el joven.

La Cheta
Ta­mara Blanco era la líder de la banda de la Cheta, un gru­po de delincuentes que es­tuvo procesado por robar casas de ancianos. "Me in­volucraron en una causa que fue vox populi, supues­tamente por ser la jefa de una banda que robaba a ancianos. Yo salía hace tres meses con esa persona, yo sabía que él robaba y ese fue mi error. Reconozco que me equivoqué porque ten­dría que haberme alejado. No lo hice porque era mi pri­mer novio, a veces el amor es ciego y pensé que en al­gún momento iba a cam­biar. Estuve 10 meses pre­sa", relató Tamara.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora