El salteño enamoró, como solo él sabe hacerlo, al público cafayateño y demostró que el romance está intacto. Entre otros, también se destacaron Las Voces de Orán y el jujeño Bruno Arias.
La última noche festivalera de la Serenata tuvo un broche de oro más que esperado, con la vuelta del artista que siempre supo animar fiestas hasta la madrugada con sus clásicos como "La ley y la trampa", "Amor Salvaje" o "La sin corazón", entre muchos otros.
El regreso del Chaqueño Palavecino fue uno de los acontecimientos más atrayentes de la última noche de la Serenata a Cafayate 2016.
El mítico artista subió al escenario Payo Solá para clausurar la celebración de la Serenata hasta el próximo año.
Con una concurrencia masiva, en la Bodega no cabía un alfiler. En esa jornada, donde se celebró a la música nativa con esplendor, también se hicieron oír Las Voces de Orán. Federico Córdoba, del histórico conjunto, declaró su felicidad ante Cadena 3 por tener "una patria argentina que no se olvida de los cantores de los '60 y '70".
Además, Bruno Arias dejó su honda impronta en la reunión cafayateña y explicó al mismo medio su intención de realizar festival destinado a ayudar a las víctimas de las inundaciones en Tilcara.
También fueron de la velada Claro Oscuro, Mariano 'Tono' Vaca, Ballet Luna Cafayateña, Las Voces de Orán, Matacos, Marcela Ceballos y Alma Carpera, entre otros
Palavecino cerró la Serenata con la energía y potencia que lo caracterizan, antes el salteño se refirió a los problemas respecto a la demora en la confección de las grillas de programación, pero todo quedó olvidado cuando comenzaron a sonar los acordes de sus éxitos, con su seleccionado de talentosos violineros y el inigualable bombo de Don Pascual Toledo, entre sus destacados músicos. El intendente de Cafayate, Fernando Almeda, se mostró muy satisfecho con la convocatoria.

Perlitas de una edición inolvidable

Bruno Arias fue aclamado en la última noche de duendes cafayateños, de acuerdo a las crónicas de Radio Cafayate que como excelente medio anfitrión, cubrió las jornadas de punta a punta. Las Voces de Orán llevaron toda su historia y prestigio al escenario. Pusieron a cantar y bailar al público al ritmo de sus zambas y valses.
Matacos presentó "Ritmo que viaja" en el Payo Solá, su tercer trabajo discográfico, en el que trabajaron ocho años. Federico Vaca compartió escena con el histórico Mariano "Tono" Vaca. Se le hizo un reconocimiento por sus 59 años en la música. "Espero llegar a los 60, es lo que me mantiene", confesó.

Lluvia de corpiños

Y ya cuando llegó el Chaqueño, faltaba poco para que despuntara el alba. La Serenata cerró con la vuelta de la "amanecida" con el Chaqueño Palavecino que subió al escenario a las 5.30 de la mañana y llevó su show hasta las 10. Si bien cerca de las nueve y media parecía que terminaba su presentación, volvió cinco veces al escenario para entregar sus temas más populares con el sol a pleno y el público sin moverse del predio .
La nota de color la dieron unas mujeres del público que le tiraron sus prendas íntimas, sobre todo corpiños, al Chaqueño, que aprovechó para bromear con eso largo rato, diviertiendo a la exitada muchedumbre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Fotofolk
Fotofolk · Hace 9 meses

Me parece que la actuación del músico juan carlos marin invitado por el chaqueño Palavecino merecía ser parte de esta nota y no tiene una linea. Gracias por la oportunidad de expresarme.

Se está leyendo ahora