Feliz y agradecido dice sentirse por estas horas Fabio Pérez Paz (49), quien fue galardonado con dos Martín Fierro federales por Mejor Programa de Interés General con "Historias y leyendas" (Canal 11 Telefe) y Mejor Conducción Masculina por el mismo envío. La gala de premiación que propone la Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiofonía Argentinas (Aptra) se realizó el sábado pasado en el Hotel Amerian Carlos V de Termas de Río Hondo (Santiago del Estero).
"Es una emoción indescriptible. Se te viene toda la carrera encima, el oficio...", expresó Fabio en diálogo telefónico con El Tribuno. Estaba ternado con "Almas de arena" (Canal 13 Telefe, de Santa Fe), "Debate Rosario" (Canal 3 de Rosario de Santa Fe) y "Somos la tarde" (Canal 10, de General Roca Río Negro). Por labor masculina compartió terna con Hernán Gaspari (Canal 8 de Mar del Plata), Marcelo Murphi (Canal 11 de Ushuaia) y Martín Castro (Güemes Noticias de La Plata).
Al recibir reconocimiento por sus méritos todo hombre vuelca la mirada sobre el hombro y piensa en algunas ausencias y en los senderos que desandó. El conductor de la voz ideal para la narración de historias legendarias y de misterio reveló entonces que una vez pateó el tablero por perseguir una ilusión. Su mamá Mercedes había fallecido dos años antes de que él abandonara su carrera de abogado con un faltante de cinco materias por cursar. "Muchos me dijeron que estaba loco por dedicarme a las comunicaciones sociales y que me iba a morir de hambre...", recordó. Sin embargo, fue el apoyo de su papá Ricardo Pérez Paz, locutor de oficio y miembro de la familia fundadora del canal de televisión y radio de San Salvador de Jujuy, el que lo sostuvo. "Con el tiempo me enteré de que uno de mis ídolos, Alejandro Dolina, había hecho lo mismo que yo: dejado inconclusa su carrera universitaria, lo que me ayudó a no tener culpas ni remordimientos por aquella decisión", bromeó. En esa misma tónica le diría Dolina: "Los jóvenes de barrio suelen ser muy rígidos en sus apreciaciones como cuando dicen: 'Señor, si usted pasa los 40 años ni se le ocurra escribir una poesía, enamorarse o abandonar su trabajo, porque hay una edad para todo'. Eso es mentira. Bueno, ideas como esa estaban en mi barrio, y yo espero haber huido de ellas al galope". También al galope huyó Fabio -un chango de barrio- de una profesión que lo llevaría al asesoramiento jurídico y la defensa de clientes en procesos judiciales o procedimientos administrativos. Lo suyo era contar historias.
El volumen de la voz, sus tonos, pausas y silencios; los ritmos y cadencias, las onomatopeyas, las imitaciones de sonidos... Todo ese histrionismo de los abuelos que narraban cuentos se agita en la voz en off de Fabio en "Historias y leyendas". De allí también surgieron los relatos del Duende Amigo. "En 2013 me di cuenta de que había escrito como 300 historias para el programa 'Historias y leyendas' y probé de publicar un libro. Muchos me decían: '¡Estás loco! Si hoy los chicos no leen, están con la PlayStation todo el día'. Pero se me cumplió el sueño y se multiplicó por cuatro", le contó a El Tribuno. Y justamente este premio le otorga fuerzas para proyectar una revista infantil con contenido educativo y encabezada por el Duende Amigo. También un programa de TV sobre los problemas de infraestructura en Salta y sus posibles soluciones. Pero ahora Fabio dice que es momento de agradecer. "Se lo dedico a mi compañero de 'Historias y leyendas', con el que ideamos y llevamos adelante el programa, Matías Qüerio; a mi viejo que me enseñó el oficio y a mi mamá que me transmitió el amor por la lectura; a todos lo que hacen televisión en Salta; y, por supuesto, a la gente", cierra.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia