Diversas instituciones y sectores del Valle de Lerma aunaron esfuerzos para llevar asistencia y alegría a los niños del extremo norte. El viernes próximo, a las 11, tendrá lugar en la Vieja Estación (Balcarce al 800) el lanzamiento del festival solidario "Morillo canta por los niños", que lleva adelante el grupo folclórico Matacos.
No se trata de una campaña más, sino de un proyecto integral de asistencia a los niños de las comunidades originarias de la localidad de Morillo, en el extremo norte provincial. "La idea es acercarles ropa de vestir, juguetes, mercadería no perecedera y todo lo que los salteños aporten, pero también llevarles alegría y entretenimiento. Queremos compartir con ellos, acercarnos a estos hermanos salteños que habitan en latitudes hostiles del país", contó la comisario inspector María Silvia Soruco, a cargo de la Unidad de Orden Público 13 de Cerrillos.
Soruco recordó, que el punto de partida fue Cristian Herrera, nativo de Morillo y cantante de Matacos. Luego fueron sumándose instituciones y voluntarios. La recepción de los donativos se realizan en las comisarías de Cerrillos, La Merced, El Carril y las delegaciones policiales de La Isla, Pinares, Los Alamos y San Agustín.
Las actividades se desarrollarán del 6 al 9 de octubre en la localidad de Coronel Juan Solá (Morillo).
Esta movida solidaria es el resultado de una cadena de voluntades que se fueron sumando desde distintos sectores, entre ellos la Policía de la Provincia, Bomberos Voluntarios de Cerrillos, miembros del Ropero Infantil Salta, gimnasio Full Center, payasos, docentes, transportistas, comerciantes, comunicadores, músicos, entre otros, quienes no dudaron en hacer su aporte.
"Será una verdadera fiesta en la que los chicos de las 15 comunidades originarias de Morillo serán los protagonistas. Ya se consiguió el transporte y los medios para llevar los donativos, así que solo resta la colaboración de los salteños que ya se está haciendo ver a través de sus aportes. Los mismos se recibirán hasta fines de septiembre, para que haya tiempo de clasificarlos y ponerlos en condiciones para llegar con lo mejor y en forma ordenada a quienes lo necesitan", contó el periodista Germán Cruz, uno de los impulsores del proyecto.
"Sabemos que es mucho el esfuerzo y que a veces no se llega a las metas deseadas. Pero creemos también que no es difícil si se abren las puertas que se deben abrir: solidaridad, compromiso, responsabilidad y sobre todo apoyo mutuo. Con el apoyo de todos, este evento podrá ser o servir como un medio de contención o quizás una nueva forma de vida saludable; a la cual todo ser humano aspira, conviviendo en paz y armonía", sostuvo Cristian Herrera.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia