El amor es la fuente inspiradora de cualquier proyecto. Genera motivación y une de manera permanente los corazones. Mencionar a Luján Peñalva es relacionarse con la pureza e inocencia de un ser que todavía no había levantado vuelo y partió sin explicaciones al mundo celestial. Su ternura y amistad dejó huellas muy profundas, que hoy cristalizan realidades emotivas.
Christian Stewart es un joven estadounidense que conoció muy bien a Luján.
"Se conocieron de chicos cuando vivíamos en Estados Unidos. Fue un dolor inmenso para él cuando se enteró del fallecimiento de mi hija. Hace un año y medio creó la Fundación Luján y trabaja de manera incansable para alcanzar objetivos", comentó Gustavo Peñalva.
Hace unos días Stewart llegó a la capital salteña para vislumbrar un nuevo desafío. "Siempre leía diario El Tribuno por internet y me fastidiaba porque el caso no encontraba su rumbo. Luego decidí utilizar mi frustración para transportar esa energía negativa a un costado optimista. Luján amaba la música, entonces pensé en una fundación que trabaje por el bien de este arte. Quiero que la gente la recuerde, que su voz se escuche por siempre", subrayó Stewart.
Este estadounidense es corredor de maratones y por este intermedio genera dinero para la mencionada fundación. "Tengo una página de internet donde promociono las carreras y la gente puede realizar sus donaciones. El año pasado realicé la primera donación y fue en beneficio de la Orquesta Sinfónica Juvenil. Invertí un total de 60 mil pesos en instrumentos. Entregué violines, flautas, guitarras, micrófonos oboes y otros elementos. También doné para el colegio secundario Pablo Neruda, donde concurría Luján. Este año regresé para seguir con mi campaña. Hace unos días visité con su papá Gustavo la escuela de música del barrio Santa Cecilia, que funciona bajo la responsabilidad de Rosita. Entregué dos teclados, dos baterías, 8 guitarras criollas, dos bajos, clarinete e instrumentos de percusión. En la escuela de Lesser obsequié 8 bombos, 1 teclado, 4 guitarras y 10 flautas", agregó Christian.
Stewart analiza la posibilidad de radicarse en la capital salteña. "Es una provincia maravillosa, con un enorme toque de calidez de su gente".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora