La actriz estadounidense Jennifer Lawrence fue vista caminando a principios de esta semana por las calles de Nueva York, con unos cortos pantalones de jean. Sin embargo eso no fue lo que llamó la atención de los paparazzis que la siguieron, sino su guardaespaldas.
Greg Lenz, el joven encargado de la seguridad de la ganadora del premio Oscar, no solo la cuida a ella, sino que en todas las fotografías aparece cargando a Pippi, el perrito de Lawrence.
Según la revista Entertainment Tonight, la protección de Jennifer Lawrence está por encima de todo, y cuando a ella le dieron a elegir, decidió tener a su lado a una persona que sea tan efectiva como atractiva.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora