''La tête haute'' (''Standing Tall''), un filme sobre un delincuente juvenil coprotagonizado por Catherine Deneuve, debutó bajo un cielo nublado en la Riviera francesa. Joel y Ethan Coen, copresidentes del jurado este año, también presentaron a sus colegas jueces, incluidos Guillermo del Toro, Rossy de Palma, Jake Gyllenhaal y Sienna Miller, quienes elegirán al ganador de la prestigiosa Palma de Oro, el máximo galardón de Cannes.

Julianne Moore, la ganadora del premio a la mejor actriz en el festival del año pasado por su papel en ''Maps to the Stars'' de David Cronenberg, declaró inaugurado el de 2015. La ceremonia contó con un ballet coreografiado por el francés Benjamin Millepied que estuvo inspirado en ''Vertigo'' de Alfred Hitchcock.

Deneuve dijo que la selección de ''Standing Tall'', dirigida por la actriz y realizadora francesa Emmanuelle Bercot, para la noche inaugural podría verse como ''una manera del festival de responder a un año difícil en Europa y en particular en Francia''.

Los galos han estado lidiando con interrogantes sobre seguridad e identidad desde los ataques mortales a la revista satírica Charlie Hebdo y a un supermercado kosher a manos de tres jóvenes que nacieron y crecieron en el país pero que fueron motivados por el islam radical.

Aunque Bercot estuvo trabajando en su película cinco años, la directora dijo que existe un vínculo entre los atentados y la cinta, que muestra a profesionales decentes _ incluidos policías, personal carcelario y de tribunales _ trabajando para ayudar a un joven delincuente (Rod Paradot) a enderezar su vida.

''Creo que ningún niño nace malo, criminal, bárbaro. Y si un niño se convierte en eso, es porque ese niño no pudo recibir la educación que otros niños han recibido'', dijo Bercot.

Los tres atacantes de París que fueron abatidos por la policía en enero ''no estaban protegidos, no fueron educados'', agregó Bercot. ''Así que el filme sí proporciona una respuesta de cierto modo. Muestra que se puede trabajar en esto''.

''Standing Tall'' recibió una respuesta tibia de la crítica, pero incluso eso fue mucho mejor que la reacción que generó el año pasado la glamorosa ''Grace de Mónaco'', un drama sobre Grace Kelly protagonizado por Nicole Kidman que fue criticado de inmediato.

Bercot recibió sonoros aplausos en la inauguración. Es apenas la segunda mujer directora que inaugura el Festival de Cine de Cannes, a veces criticado por su escasez de realizadoras, un tema que cada vez recibe más escrutinio en el mundo cinematográfico.

Algunos de los más grandes nombres del cine este año en Cannes están en el jurado. Joel Coen, cuyos filmes suelen estrenarse en el festival, dijo que el momento es perfecto para él y su hermano, quienes están esperando hasta febrero de 2016 para estrenar su próxima película, ''Hail, Caesar!''
Pero el tener a dos presidentes podría generar una dinámica inusual en el jurado.

''Nos separaron a todos, ya sea en el grupo de Ethan o en el grupo de Joel'', bromeó Gyllenhaal.
Del Toro, el realizador mexicano que estrenó ''Cronos'' en Cannes en 1993, dijo que valora la oportunidad de celebrar a otros directores.

''Me cambió la vida'', dijo Del Toro del festival. ''Sé lo importante que es para los cineastas jóvenes''.
La esposa del coreógrafo Millepied, la actriz Natalie Portman, presentará su primera película como directora más adelante en el festival, el drama israelí ''A Tale of Love and Darkness''.
Muchas estrellas coincidirán en Cannes en los próximos 12 días.

El jueves se estrena ''Mad Max: Fury Road'' de George Miller, con Tom Hardy y Charlize Theron. Woody Allen traerá su más reciente filme, ''Irrational Man'', con Emma Stone y Joaquin Phoenix. Y la cinta animada de Pixar ''Inside Out'' también se exhibirá en el Palacio del Festival.

Entre los filmes más esperados están ''Carol'', un drama sobre una pareja lesbiana en la década de 1950 con Cate Blanchett y Rooney Mara, y ''Macbeth'', una adaptación de la obra de Shakespeare, con Michael Fassbender y Marion Cotillard.

Los primeros días del festival estarán marcados por películas de autor que tienden a rayar en lo extraño. ''Tale of Tales'' ('Il racconto dei racconti'') de Matteo Garrone, una adaptación libre de los cuentos de hadas del siglo XVII, promete mostrar a la estrella mexicana Salma Hayek comiéndose el corazón de una bestia. ''The Lobster'' de Yorgos Lanthimos, con Colin Farrell y Rachel Weisz, es sobre un futuro distópico en el que aquellos que no logran conseguir pareja se convierten en animales.

Cannes, ya de por sí un circo mediático, podría convertirse en un zoológico.

Por JAKE COYLE Associated Press

La corresponsal de AP Jill Lawless contribuyó a este despacho.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora