La comunidad metalera de todo el país se juntó el fin de semana para uno de los festivales más grandes del año.
Fue la primera vez que se daba la posibilidad de ver a Marilyn Manson y Rammstein la misma noche.
En un momento nos encontramos un puñado de salteños para mirarnos incrédulos las caras e hidratarnos para seguir en la movida.
Fueron más de diez bandas internacionales y locales que hicieron enloquecer y sentirse identificada a la multitudinaria audiencia que se dio cita en Ciudad Rock, en Buenos Aires.
Desde las 14 hasta las 23 tocaron sin parar, alternando escenarios y antes del último número Manson hipnotizó a todos con sus melodías y gritos desgarradores.
El cierre empezó con una cuenta regresiva y fuegos artificiales. De repente apareció Rammstein y todos enloquecieron al sentir el sonido del sintetizador. Entraron a sonar las guitarras y todos a saltar. Una hora de show con mucho fuego sobre el escenario dejó a todos satisfechos y con ganas de volver a repetir todo lo vivido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia