"Cuando me preguntaron si quería convertirme en el primer artista contemporáneo en tocar en la Capilla Sixtina no supe qué decir porque, por lo general, el que canta esto es otro tipo", bromeó The Edge, en alusión a su compañero Bono, vocalista de la banda irlandesa, según publicó este domingo el diario español La Vanguardia.
El guitarrista fue invitado a partir de su colaboración con fundaciones que trabajan en la prevención del cáncer.
Cabe destacar que The Edge perdió a su padre el pasado mes a causa de esta enfermedad, en tanto que cuenta con una hija que logró superar una leucemia.
Tras agradecer al Papa Francisco por permitirle cantar "en el lugar de plegarias más hermoso del mundo", el músico dedicó encendidos elogios al Sumo Pontífice, al que definió como "el Papa de la gente, que está haciendo un trabajo increíble".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia