Jennifer Lawrence, protagonista de Los Juegos del Hambre fue la estrella de Hollywood más buscada en Google por haber sido la famosa más afectada por el temido "Hacker de las estrellas", quien filtró fotografías íntimas de la sensual ganadora del Oscar así como de otras cantantes y actrices.

Las imágenes robadas se publicaron primero en el foro 4chan y se extendieron rápidamente por la web. Algunas de las famosas confirmaron que se trataba de sus fotografías, como la actriz Jennifer Lawrence o la supermodelo Kate Upton -elegida la mujer más de sexy de 2014-, mientras que otras las señalaron como falsas.

Cómo fue el hackeo

La firma de la manzana respondió a la acusación y aseguró que las imágenes no habían sido obtenidas como resultado de una vulnerabilidad en su servicio. No obstante, confirmó que "algunas cuentas de famosos fueron comprometidas" por un ataque específicamente dirigido a los "nombres de usuarios, contraseñas y preguntas de seguridad", algo que calificó como "una práctica que se ha vuelto muy frecuente en internet".
El "Hacker de las estrellas" fue publicando cada semana más y más fotos. Sus primeras víctimas fueron la mencionada Lawrence, Rihanna, Aubrey Plaza, de la serie Parks and Recreation, y Ariana Grande.
Más tarde salió a la luz material privado de otras conocidas, como la actriz Kirsten Dunst y la modelo Cara Delevigne, también de Cat Deeley, Kaley Cuoco y Vanessa Hudgens.
Cómo respondieron las celebridades. Muchas de ellas sólo se enteraron de que fueron víctimas debido a reportes de medios que las nombraban, pero otras, como Lawrence, se dieron cuenta cuando las redes sociales explotaron con comentarios sobre las fotografías de desnudos que fueron distribuidas en línea.
Lawrence y otras dos celebridades, la actriz Mary Elizabeth Winstead y la modelo-actriz Kate Upton, confirmaron casi inmediatamente que las imágenes eran suyas. Varias otras, incluida las cantantes Ariana Grande y Victoria Justice, dijeron que las fotografías donde supuestamente aparecían ellas eran falsas.
La opinión de la ex novia del vocalista de Coldplay, Chris Martin, fue la más esperada por los medios de comunicación. Tras varios meses en silencio, en una entrevista con Vanity Fair, se refirió por primera vez al tema y aseguró que "tenía mucho miedo, por no saber cómo eso podía afectar su carrera en el cine".
Lawrence contó que intentó escribir un comunicado sobre el caso, sin embargo, finalmente decidió no hacerlo. "Cada cosa que intenté escribir me hacía llorar o me ponía furiosa. Comencé con una disculpa, pero no tengo nada por qué disculparme". Y agregó: "Estaba en una sana y gran relación de cuatro años (con el actor Nicholas Hoult). Era una relación a distancia, y tu novio puede mirar porno o te puede mirar a ti".

No es la primera vez que los famosos son objetivo de ladrones informáticos. Paris Hilton, Cristina Aguilera y Scarlett Johansson fueron algunas de los afectadas con anterioridad.
El hacker de Johansson, Christopher Chaney, fue condenado a 10 de años de prisión. La protagonista de Vicky Cristina Barcelona explicó después que esas fotografías caseras tenían como único destinatario a su entonces marido, el actor Ryan Reynolds. El caso -llamado por la prensa Celebgate- aún no fue resuelto por el FBI. Es decir, el hacker todavía sigue navegando por internet. Las famosas de Hollywood aún están alerta para evitar un nuevo y poderoso ataque.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora