La noticia había conmovido al mundo Hollywood. Hace un mes, Chet Hanks, el hijo del famoso actor Tom Hanks, desapareció de su casa sin dar detalles de su paradero.

"Ya pasó un mes sin que supieran ni una palabra de Chet. No hubo ni siquiera una llamada de teléfono a sus familiares o amigos. Es como si se lo hubiera tragado la tierra", detallaba una fuente a la revista Star.

Tras una intensa búsqueda policial, salió a la luz la verdadera causa de su repentina desaparición: su adicción a las drogas.

Este sábado sorpresivamente, el joven de 25 años reapareció en su cuenta de Instagram, donde publicó cerca de 12 videos y algunas imágenes, donde se lo ve bastante deteriorado, rapado y en los cuales el joven expresa lo difícil que fue vivir bajo la sombra de un padre famoso.

"Solo quiero aclarar todos esos rumores de los medios de que he desaparecido, secuestrado... que se equivocan. He estado en rehabilitación, he estado juntando mi mier.... Fue un viaje largo para descubrir quién soy porque todas esas presiones con las que he lidiado en mi vida, ser el hijo de mi padre y todo eso. Solo estoy tratando de encontrar en dónde pertenezco", expresó Chet en sus videos.

Y agregó: "Hace un par de meses, estaba vendiendo cocaína, inhalándola hasta que no pude más porque mi nariz estaba tapada", y dejó un mensaje para quienes padecen de las mismas adicciones: "Si yo puedo cambiar, ustedes también pueden. Hay una solución. Si hay alguien que estuviera pasando por lo mismo, que se acerque a Dios, podrán salir adelante".

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia