"Nadie es, si se prohíbe que otros sean", Paulo Freire. "Porque siempre seamos capaces de sentir cualquier injusticia, contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Luchemos y resistamos siempre", Che Guevara. "Respeto y amor. El cambio comienza por uno mismo".
Una bandera blanca reúne misivas de dos revolucionarios de la educación y la política, y un mensaje igualmente inmortal y profundo en su sencillez, porque denota la empatía que produjo en algún adolescente la muestra itinerante del Museo del Holocausto de Buenos Aires. La exposición quedó habilitada ayer en el Centro de Convenciones Salta y se podrá visitar, con entrada libre y gratuita, hasta el 6 de este mes, de martes a viernes de 9.30 a 18 y sábado y domingo de 14 a 18.
La llegada de este material a nuestra provincia resultó del trabajo conjunto de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia, la DAIA Salta, la Asociación Alianza Israelita Salta (Kehila), el Inadi Salta y la Universidad Católica de Salta.
Shoá.jpg
<p>El director del Museo del Holocausto de Buenos Aires, el Lic. en Ciencias Políticas <a href=Jonathan Karszenbaum. Andrés Mansilla

" id="1203748-Libre-413303843_embed">

El director del Museo del Holocausto de Buenos Aires, el Lic. en Ciencias Políticas Jonathan Karszenbaum. Andrés Mansilla


En diálogo con El Tribuno, el director del Museo del Holocausto, el Lic. en Ciencias Políticas Jonathan Karszenbaum, expresó: "Estamos orgullosos y agradecidos de ser parte de esto, porque la misión del Museo es, por un lado, mantener viva la memoria de las víctimas y, por otro, reflexionar sobre que esta tragedia nos tiene que servir y dar horizontes claros para el futuro". Acerca de los aspectos que están cobrando más visibilidad a medida que nos distanciamos en el tiempo de este hecho histórico dijo: "El Holocausto ha dejado un legado de reflexión sobre la condición humana, los límites y el respeto, del odio hacia otros grupos y hasta dónde ha llegado su difusión. Se ha transformado en un hecho y en una referencia permanente desde lo simbólico". Así, para Karszenbaum, Auschwitz, el célebre complejo formado por diversos campos de concentración y exterminio de la Alemania nazi -donde murieron un millón cien mil personas, en un 90% judías- "significa mucho más que el lugar en sí, porque se transformó en un símbolo de la industria del mal, de la industria del odio y de la muerte. Creo que esa huella en el siglo XX sirvió para empezar a construir mecanismos que busquen evitar eventos similares".

Precisamente una de las muestras, la referida a los genocidios, recuerda en cartelería las millones de víctimas en Armenia (1915-1923), Ucrania (1932-1933), Camboya (1975-1979), Argentina (1976-1983), Ruanda (1994) y Yugoslavia (1992-1995). Y a pesar de los avances en la observancia internacional sobre los derechos humanos, la pregunta acerca de la ocurrencia contemporánea de los genocidios subsiste.
"Lamentablemente se cometen delitos y crímenes de todo tipo. Todavía el holocausto y los otros genocidios no han dejado la suficiente marca en la humanidad como para empezar a aprender. Todavía los mecanismos internacionales son insuficientes. Aún la humanidad padece de muchísimas estructuras criminales que fomentan el odio, el señalamiento de los otros, y que pueden derivar en cualquier momento en una tragedia de estas características. Queda mucho por hacer a nivel internacional y a nivel legislación y a nivel de conciencia ciudadana, porque recordemos que las democracias del mundo aún -en términos históricos- son muy nuevas y creo que estamos aprendiendo", señaló.
Shoá 3.jpg
<p>Las historias personales de los sobrevivientes permiten al visitante acercarse con mayor sensibilidad al hecho histórico. Andrés Mansilla</p><p></p>

Las historias personales de los sobrevivientes permiten al visitante acercarse con mayor sensibilidad al hecho histórico. Andrés Mansilla


La muestra comparte material fotográfico, escrito y audiovisual de un fuerte contenido testimonial. Propone, por ejemplo, indagar en "un día en el ghetto de Varsovia", a 70 años de su levantamiento, y observar a niños, vendedores ambulantes y mendigos por el centro de la capital polaca.
También a mirar directamente a los ojos a los testigos de la Shoá y adentrarse en sus historias. O conocer la trayectoria -tan honda en su originalidad y renovadora por su mirada hacia la niñez- de Janusz Korczak, un médico, pedagogo y activista social nacido en Varsovia y asesinado en el campo de exterminio alemán de Treblinka. Por último, se puede registrar un mensaje en una lámina blanca. Parece ser una intención explícita del Museo el reponer la identidad a los protagonistas. "Las historias personales nos permiten reflejarnos. Cuando hay un testimonio de un sobreviviente también hay un silencio, una escucha, y se nos permite acercarnos al hecho histórico y no al revés, porque muchas veces nos queda un conjunto de datos y nos resulta muy complicado involucrarnos sentimentalmente", manifestó Karszenbaum.
Como estudiar acerca de la Shoá conlleva formar ciudadanos conscientes y responsables, resulta válido conocer qué cuestionan los adolescentes y niños que ven la muestra.
"Preguntan sobre la indiferencia, sobre Dios. ¿Dónde estaba el ser humano? ¿Dónde está la solidaridad cuando suceden estas tragedias? Por eso, la muestra de los justos entre las naciones sirve para demostrar que a pesar de las terribles circunstancias, allí hubo gente que arriesgó sus vidas para dignificar a la humanidad", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia


PEPE MARCHETO
PEPE MARCHETO · Hace 1 mes

QUE BUENO!!!!!!!!!!!ESPECTACULAR!!!, TENGO OTRA IDEA, HAGAN A LA PAR OTRA MUESTRA CON BANNERS INCLUIDOS DEL HOLOCAUSTO QUE COMETE ISRAEL HACIA EL PUEBLO PALESTINO. CRIMENES QUE REALIZA SISTEMATICAMENTE HACIA POBLACION CIVIL, CASAS DESTRUIDAS, CIUDADES COMO GAZA DEVASTADA POR LA BRUTAL Y FASCISTA OCUPACION DEL COBARDE EJERCITO DE ISRAEL. HAGAN UN BANNER GIGANTE DEL MURO DE "SEPARACION ", COMO EUFEMISTICAMENTE LLAMAN AL MURO ENORME QUE ISRAEL CONSTRUYO PARA QUE EN LA PRACTICA ENCERRAR A LOS PALESTINOS Y CAUSAR SU ANIQUILAMIENO POR INNANICION. A NOOO, NO SE PUEDE????PORQUE NO SE PUEDE????, BUEEENO, ESPERO QUE MUESTREN ALGUITO DE LO QUE PIDO., YA ME ESTOY EMOCIONANDO AL VER LAS DOS MUESTRAS JUNTAS Y QUE LOS NIÑOS DE HOY PUEDAN CREAR CRITERIO PROPIO AL VER LAS BONDADES Y ACTOS DE HUMANIDAD COMETIDOS POR ISRAEL. SALUDOS.