El domingo concluyó el Salta Jazz 2015, con una serie de saldos a favor. La grilla de este año sin dudas marcó un crecimiento en cuanto a años anteriores y las figuras del estilo en el país, ya han puesto al festival salteño en sus agendas.

No es para menos. Tomemos como ejemplo la actuación de Daniel "Pipi" Piazzolla y su grupo Escalandrum, junto a la Orquesta Sinfónica, que dejó más que conformes al público que colmó -textualmente- la sala del Teatro Provincial. Pero no sólo eso: también conformó a cada uno de los músicos consultados, de la Sinfónica y de Escalandrum.

Sumemos la llegada de bandas de jazz de otras provincias como La Rioja, Tucumán y Jujuy. Los talleres también significaron mucho respecto a la formación de los músicos salteños, que pueden profundizar en sus conocimientos. Por las noches, los músicos se reencontraron en el escenario del Café del Tiempo donde pudieron compartir las "jam sessions" o zapadas interminables donde cada uno mostró su pericia personal sobre sus instrumentos.

En el último tramo del festival, se presentó un homenaje al mítico Grupo Niebla. Pero el domingo, el concierto al aire libre en la Balcarce nos dejó con ganas de más. Oscar Giunta y su Super Trío, La Vilca Band, Emilio Díaz pero sobre todo la Salta Jazz Big Band formada especialmente para el Festival por Richard Nant. Una excelencia que esperamos se repita en 2016.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia