Nuestra ciudad ha visto crecer la alta calidad de estos artistas que podríamos llamar "alternativos", porque aún no ingresan en el "alto arte" plástico. Sin embargo, su unión con la gente a través de sus exposiciones callejeras en murales y graffitis han creado un lazo con el público no especializado. Por eso se reúnen estos días en El Teatrino (Alvear y Aniceto Latorre) para compartir lo que saben y sobre todo transmitirlo.
De esta manera, de Chile llegó Nebs; de Cochabamba Corrosiboyz; Germán León, de Perú; Mundo Patetic, de Córdoba, El Fabri, de Jujuy, Auka de El Bolsón, los tucumanos Gos y Coche, Guinet de Pichanal y de Salta Martín Córdoba.
En el transcurso del encuentro se realizan talleres abiertos y gratuitos, tratando de deshilvanar las posibilidades de este arte.
También se pintan paneles con distintas técnicas y materiales, que serán obsequiados a distintas escuelas del interior de Salta.
Entre los talleres gratuitos se dictan "Del papel al muro", para aprender a proyectar el trabajo pequeño a las grandes paredes; "Creación de personajes", para aprender las técnicas de muralismo y graffiti para constituir personas y el "Taller de Letras".
Del encuentro forma parte la realización de un mural colectivo en una pared frente a El Teatrino y concluirá con otro en la avenida Uruguay.

El organizador
Invitado a varios encuentros de muralismo fuera de la provincia, Martín Córdoba echó a andar el encuentro que concluirá el domingo.
"Hay una supermovida de arte urbano en el mundo. Y en muchos lugares se está institucionalizando cada vez más. Por ejemplo, hay muchas marcas que trabajan directamente con los graffitis en diseño de telas o de muebles. Hay muchos artistas que actualmente cobran millones por sus obras. El arte urbano dejó de ser un sinónimo de 'vandalismo' y adquirió otro escalafón", explica el artista.
"En Salta debe haber unas 200 paredes con murales. Hay movidas propias en los barrios, grupos de Limache, de San Remo, villa Chartas, que hacen sus pinturas en murales de ahí mismo, con mucha fuerza. Creo que el denominador común del artista urbano es la calle, porque hay de todo en el muralismo, el graffiti y el arte urbano en general. Muchos estilos, distintos lenguajes, distintos objetivos como obras también. Por ejemplo, puedo mencionar a los revolucionarios antisistema, los ecologistas, los de arte latinoamericano, los grafiteros de la vieja escuela... ¡Un montón!", explica Córdoba. Advierte que sigue "habiendo grupos que se dedican a hacer vandalismo, atacan edificios públicos, transportes, es amplio el tema".
Señala que "usamos la técnica del graffiti para hacer muralismo, es una característica distintiva. Somos unos híbridos, pero al mismo tiempo es como un lenguaje propio de Salta. Por eso el objetivo de hacer talleres abiertos es que se vaya agrandando el movimiento y ganar mayor espacio público. A los salteños les encanta, donde vamos a pintar nos ofrecen de todo. Y cuando los partidos políticos les meten encima propaganda, todos se molestan mucho. Esto ocurre porque la gente se apropia de las obras, las cuida y las quiere... Y eso es lo que buscamos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia