Tras posar para las fotos de Navidad, el príncipe George se convirtió en un ícono de la moda y la ropa que usó es ahora de las más buscada.

Desde que estaba en la panza de su madre, la duquesa Kate Middleton, el pequeño George ya era una sensación. Pero ahora, con un año y medio, el príncipe británico también es un ícono de la moda. La vestimenta que usa es de lo más buscado en las tiendas inglesas.

El chaleco azul decorado con dibujos de la guardia real que lució en la sesión de fotos navideña, difundida hoy por la monarquía del Reino Unido, ya es un ítem popular y difícil de conseguir.

La diseñadora Cath Kidston recibió en menos de 24 horas miles de peticiones de consumidores para comprar el mismo chaleco. Sin embargo, "desde hace tiempo" que está agotado, pero dada la sorpresiva y explosiva demanda "se fabricarán más", según dijo la vendedora en un comunicado.

El chaleco de estilo vintage costaba 28 libras, aunque unos días antes de agotarse había sido puesto en oferta a 17 libras. El resto del look del bebé real está conformado por una camiseta de algodón blanco y un par de zapatos negros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia