"Una performance necesariamente tiene que hablar con las transformaciones sociales", dice Alma Canobbio para comenzar a narrar de qué se trata Intersticios Urbanos. Y en el aquí y el ahora esos cambios conviven con la cotidianidad y nos son naturales: Salta, una ciudad pequeña que cada vez más tiene el espacio y el tiempo acotado de las grandes ciudades.

Para pensar en esa transformación, el colectivo Sujetos en Fuga, que nuclea a artistas de distintas disciplinas, inaugura hoy en el Museo de Arte Contemporáneo el proyecto VACA Acción. Así el museo le pone el cuerpo a estas vidrieras de arte contemporáneo argentino. Con artistas en siete de las vidrieras, por primera vez, encontrando a quienes pasen por las veredas del museo con el arte, sin siquiera la necesidad de entrar. La primera experiencia será hoy, de 11 a 12 y de 17 a 18. Se repetirá mañana en los mismos horarios y el domingo, solo de 11 a 12.

"Una performance es un lenguaje contemporáneo, social porque es de concepto y necesariamente parte de una preocupación que parte de los individuos. A nosotros nos hizo reflexionar cómo era Salta hace veinte o treinta años atrás y cómo es ahora. Hace 20 años, cuando había menos gente, estábamos más relacionados. También sucedía que la gente de los barrios venía menos a la ciudad: venían para carnaval y para El Milagro. Salta creció y es ahí donde aparece un cuerpo urbano", explicó Alma.

Los cuerpos urbanos se chocan por calles en las que se amontonan, se agotan porque están mucho tiempo fuera de casa, viven al ritmo de los nuevos tiempos. Esos cuerpos evitan el choque, esquivan la mirada, se acomodan en espacios pequeños y se abstraen de casi todo lo demás.
Con algo de todo eso se encontrarán los salteños en las vidrieras, por tres días aún más resignificables, del MAC.

Muchos decires

Sujetos en Fuga trabajó para este proyecto, también, con un texto de Ciudades invisibles del escritor cubano Italo Calvino. "El infierno de los vivos no es algo que será; hay uno, es aquel que existe ya aquí, el infierno que habitamos todos los días, que formamos estando juntos. Dos maneras hay de no sufrirlo. La primera es fácil para muchos: aceptar el infierno y volverse parte de él hasta el punto de no verlo más. La segunda es peligrosa y exige atención y aprendizaje continuos: buscar y saber reconocer quién y qué, en medio del infierno, no es infierno, y hacerlo durar, y darle espacio".
Para complementarlo con la reflexión del colectivo artístico, la performance se nutre de la danza, las artes plásticas, la actuación, entre otras manifestaciones del arte.

Sujetos en Fuga está integrado por: Adriana Bekerman, Eugenia Cocha, Exequiel Ramos, Florencia García, Marité Cervera, Natalia Lorenzetti, Paola Delgado, Roxana Ramos, Yayo Pellegrini y Alma Canobbio. Para Intersticios Urbanos fueron invitados también Eliana Del Corro, Franco Aparicio, Victoria Jaffe, Fernanda Velázquez, Rocío Velázquez, Agustina Daher, Carolina Grillo, Rodrigo Ramírez y Ángel Yapura, y alumnos del profesorado de Bellas Artes.

Ellos vivirán esta primera experiencia en las vidrieras de este museo y se permitirán improvisar a partir de la escucha de lo que suceda con aquellas personas que se encuentren con esta propuesta que se les cuela en el andar. De eso se trata. De una construcción colectiva para nuevas reflexiones sobre aquello que cambia.

Con este proyecto el MAC inaugura el espacio VACA Acción que da la posibilidad a los artistas de distintos géneros, que manejan el lenguaje de la performance, de tener un espacio para mostrar su trabajo en las vidrieras del museo. "Sin dudas, un lugar valiosísimo", concluyó Alma.
x

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora