El Cine Opera, empresa netamente local, comienza el 2015 con renovaciones.
Con los cambios en la cartelera, estrenó la remodelación de la sala 1, en la planta baja.
"Le incorporamos 3D y cambiamos el piso por el de pintura de alto tránsito, el que tienen la mayoría de los cines. Así concluimos un proceso de adecuación a las exigencias de las salas modernas y de un público cada vez más cinéfilo en Salta", le explica a El Tribuno el propietario, Jorge Abdenur.
El empresario remarca además que "la tecnología se impone con innovaciones permanentes en el mundo, por lo que el Opera cuenta con lo más avanzado en materia de sonido, con el 7.1 Dolby digital, y así completamos ambas salas con lo más avanzado que nos permite competir".
El cine Opera nació de la mano de Honorio Abdenur, empresario de origen sirio fallecido en agosto de 2013. Comenzó con la experiencia en La Quiaca (Jujuy) y después hizo lo propio en Rosario de Lerma. Inició la construcción del Rex (que aún funciona con películas triple X en la avenida San Martín y Esteco) y después llegó el Opera, que se inauguró en 1977 y que incluyó espacios aptos para funcionar como teatro. También asumió el riesgo de abarcar Tucumán y abrió el Atlas (por Salta, al revés), donde funcionaba el excine Capital, en pleno centro de la vecina ciudad y se mantiene hasta ahora.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora