El Pocho y Yanina fueron la pareja ideal por algún tiempo. Los rumores de infidelidad por parte de él no lograban penetrar la dura coraza del amor, pero todo tiene un límite, según parece.

Ahora, el futbolista que durante el Mundial 2014 se convirtió en todo un sex symbol, deberá afrontar esta dura decisión de Screpante, ya que fue ella la que decidió ponerle punto final a la relación.

Al parecer, la modelo se cansó de los miles de trascendidos que involucraba al morocho con cientos de mujeres distintas y comenzó a dudar de su pareja, hasta el corte definitivo.

El detonante fue la fiesta que el jugador del Paris Saint Germain hizo en un yate lleno de mujeres, en 2011, según relató en su momento Laura Sixto quien también aseguró que en el festejo habían estado Chloe Bello y Belén Etchart, actual participante de "Gran Hermano".

"Él había pagado todo a costillas mías a varias personas, han viajado otras modelos más. Él me dijo que allá había amigos de él, pero no me dijo que él pagaba el viaje. De eso me enteré allá. Y cuando llegué y me di cuenta de lo que era me fui a un hotel", contó.

"No pasó nada, no estuve con él, pero sí las otras modelos. Yo compartí una semana en el barco de él en Ibiza, cenando, en boliches, en el avión también", agregó.

Sobre la relación del jugador con su novia, Yanina Screpante, detalló que "se escondía en el baño para hablar por teléfono con ella mientras estaban todas las modelitos bailándole".

Fuente: Primiciasya.com

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora