Es un fenómeno destinado a repetirse año a año. Cada comienzo de temporada de Showmatch arranca con números fabulosos, que poco a poco no pueden evitar descender. Si bien el ciclo fue lo más visto todas las noches en que se transmitió, los números bajaron considerablemente (de picos de 36 a picos de 20). En el día de ayer, el promedio fue de 17.1, una cifra que lo acerca peligrosamente a Moisés, con el que tuvo apenas 1.5 de diferencia, mientras que Educando a Nina, en el tercer puesto, midió 14.1.

En la emisión del martes, los platos más suculentos fueron el debut de Fernando Carrillo , Osvaldo Laport y la pareja compuesta por Pedro Alfonso y Flor Vigna (dos nombres que mueven muchísimo el ritmo en Twitter). Según Ibope, el promedio de las parejas fue de 18.2, y las tres bailaron hasta pasadas las 23:30. De ese grupo, la que mejor funcionó en materia de rating fue la de Laport, que superó los 19 puntos. Más cerca de la medianoche, llegó el momento dedicado al humor político en el que José María Listorti en la piel de Juan Manuel Urtubey entró en la popular casa con un promedió de 15 puntos, logrando picos de 20, una cifra muy buena que marca a Gran Cuñado como uno de los segmentos que más interés suscita entre los televidentes. En ese sentido, la tarea sería convertir el pico de 20, en el promedio del segmento.

El pico de ayer con Gran Cuñado, es una constante desde el estreno de ese segmento. El jueves, el debut de Mauricio y la pareja de José y Vicky, logró un rating de 22.1. Al día siguiente, la entrada de Sergio (imitado por Roberto Peña, quien en 2009 se volviera el gran atractivo de la casa con su famoso Alica Alicate) logró el pico más alto del programa con 19.5, en un Showmatch cuyo promedio fue de 17.7.

En tanto, la Copa América, con los partidos de Estados Unidos- Costa Rica (21:00) y Colombia-Paraguay (23:30), movió considerablemente la aguja del rating. El primero de los partidos midió 6.9, mientras que el segundo logró una pequeña diferencia y marcó 7.1. Teniendo en cuenta la importancia de este evento, es una certeza que el torneo, a lo largo de toda su duración, le robará siempre algunos puntos a Showmatch (como así también a Educando a Nina).

Con seguridad el principal desafío que debe superar Showmatch, es el de mantenerse en el primer puesto de lo más visto del día. Con Moisés pisándole los talones y acercándose peligrosamente, el ciclo de Tinelli deberá afinar su puntería con respecto a cuál de sus segmentos reforzar. Pero conociendo al conductor y la elasticidad de su programa, no sería de extrañar que de seguir descendiendo el rating, se reinventara a sí mismo e incorporara segmentos improvisados (¿se acuerdan del boliche improvisado de Charlotte Caniggia?). Eso sí, gracias a Marcelo, El Trece lidera el rating general, poniendo a Telefe en la obligación de procurar revertir esa situación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora