Don Luis Oliver saca constantemente hermosas memorias de su galera. En un nuevo relato nos dice: "Cuando voy de visita los domingos a la Necochea 556 siento un aroma que no se compara con nada, es talento y riqueza pura de un hombre virtuoso y generoso, especialmente con los jóvenes escritores que querían hacerse conocer en la literatura de los 60". Se refiere a la La Salamanca, llamada así por su creador, el popular "Coco" Botelli. En ese espacio físico se encuentran cuadros al óleo de Ramiro Dávalos, de Jorge Hugo Román y de su hermano gemelo, de Cornejo Albrech.

"Allí, colgada en la esquina de La Salamanca se puede ver la máscara de don Juan Carlos Dávalos, acompañando las obras de su discípulo, José Juan Botelli, también fallecido", completa el panorama don Luis.
Sobre la máscara rememora: "Don Sanca muere el 6 de noviembre de 1959. Walter Adet dio testimonio de esta pérdida irreparable. El mismo día que muere el poeta, los escultores Esdras Yanella y Rodolfo Argenti calcaron su rostro caliente y las arrugas caladas de su frente, José Juan Botelli".

"La máscara permanece intacta y quieta junto a las creaciones de su mejor alumno, en esa amplia y vieja casona con balcones, hechos por Juan Botelli, un italiano herrero y artesano", agrega.

Ante la pregunta de ¿cómo llegó la máscara allí?. Don Luis comenta: "Es un hecho inédito, dentro de la literatura, por el obsequio de parte de doña Chela, hacia Carmen Oliver de Botelli, relatada por ella misma, llena de emoción y orgullo, por este episodio, que fue en la Necochea 556. Testigo fue doña Nicéfora Cabral de Botelli, madre del Coco, doña Chela de Dávalos, Carmen, Arturo y Juan Botelli. La foto que acompaña fue tomada del escritorio de Juan Botelli".

También comenta que un día llegó de visita el fotógrafo don Juan Alonso (f), tenía una vieja amistad con Botelli y el motivo era que le preste la máscara de don Juan Carlos Dávalos para dar una charla en Rosario de la Frontera. "¡La máscara no sale de la casa!". Dice don Luis que fue la respuesta contundente de la fiel admiradora de don Sanca.

¿Su opinión sobre la máscara? "La considero un tesoro colgado de la poesía argentina, acompañando los cuadros, esculturas, música, poesía en el viejo caserón blanco frente al seminario".
Al final nos dice: "Don Juan nació, murió y se reprodujo en su provincia, que tanto amó".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora