"Cuando me tenga que ir / mi sombra dejaré / Canción nacida en mi soñar / Por andar por amar y cantar", reza Cantaré cuando me muera, la zamba que compuso José Juan Botelli, "el Coco", que será recordado hoy al cumplirse un nuevo aniversario de su natalicio. Nació el 10 de febrero de 1923 y hoy, a poco más de cinco años de su muerte -el 17 de noviembre de 2010- el grupo Amigos del Arte y la Cultura de Salta Juan José Botelli, dirigido por Carlos Cocha, lo recordará con un acto en el "Andén de los sueños" (Ameghino y 20 de Febrero), a partir de las 11.
Arturo "Pachula" Botelli (su hijo), Héctor "Mono" Gómez y Carlos Cocha estuvieron ayer en la redacción de El Tribuno, ese sitio en el que Coco trabajó durante 24 años dirigiendo la página literaria de este diario. "Es un hombre a quien siempre tengo presente. Lo llamo 'mi padre espiritual de la amistad' y es por eso que además de revalorizar su legado artístico, quiero rendirle homenaje al gran amigo y gran persona que fue", dijo Carlos Cocha.
El Mono recordó aquellas tardes que compartían cuando salían a caminar y hablaban de todo un poco. "Yo vivía a pocas cuadras de la casa de él, así que todas las tardes nos juntábamos a hablar de distintas cosas. Cuando había gente grabando -porque Mono tenía un estudio de grabación- él esperaba y sino le dábamos lindo a la lengua. Yo le hacía mil quinientas preguntas. Para mí el era un prócer y yo siempre un 'querer aprender'. Era una amistad muy linda", expresó.
Su hijo, Pachula, lo recuerda en El Tribuno. Encontraba un gran disfrute en escribir para las páginas del matutino y, además, fue el intermediario para que otros poetas de la época como Díaz Bavio, Toro, entre tantos otros, publicasen también sus poesías y comenzaran a popularizarse.

Vida y obra

El "Coco" Botelli es un lúcido representante de aquella Salta que quedó en los libros y en la memoria por su rico caudal artístico: escritor, músico y pintor. Además de sus composiciones musicales, Botelli lega una obra literaria importante, con varios títulos que abordan aspectos de la vida provinciana de Salta. Como escritor y poeta ha publicado varios libros, entre ellos: El canto del gallo (cuentos, relatos y versos), Poemas, que es una edición que tiene la particularidad e haber sido compuesta a mano en una imprenta realizada por el mismo autor, Cuentos y relatos, Soliloquios y ensayos, Selección y prólogo de coplas salteñas, Los italianos y descendientes en Salta, entre otros.
Comienza sus estudios musicales desde muy temprana edad bajo la guía de José Mantuano (bandoneón, teoría y solfeo); continúa sus estudios orientados ahora al piano con los maestros Juan Dacal y Luis Alberto Prevot, en Salta. Posteriormente realiza estudios de composición (armonía y contrapunto) con los maestros Enrique Mario Casella e Imre Kardos en Tucumán y Salta, respectivamente.
Se considera 1946 como el año en que inicia su producción como compositor profesional tanto en música erudita como en música popular. Autor de numerosas canciones folclóricas como Zamba de los dos, La Felipe Varela (zamba), Preludio y baile, Salteño viejo (zamba) y Vidala doble (todas con letra de José Ríos); Zamba de Orán, con letra de Jaime Dávalos, A Serapio Guantay, canción con letra de Juan Carlos Dávalos, las zambas Cantaré cuando me muera, Zamba de un cantor y La Querendona, todas con letra del mismo Botelli.
"Desde su mano Dios / para poder andar / Cuando la muerte venga a golpear / Yo me iré sin llorar sin llorar", culmina la zamba.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia