El manager Jorge Zonzini analizó en diálogo con Teleshow los incidentes protagonizados hace unos días por el líder de Tan Biónica, Chano, que fue golpeado tras chocar a varios autos, y recordó lo asoció a los casos de Rodrigo y Leo Mattioli, como ejemplos de que "el show no debe continuar".

"El de Chano no es un caso aislado. El vértigo, las luces y las masas fanáticas a menudo aturden y confunden al artista. Nadie nace preparado ni para el éxito ni para la tragedia y todos, dadas las circunstancias, actúan de manera diferente. Sobre todo tomando en cuenta que en muchos casos en nuestro medio hay artistas que no llegan haciendo camino sino tomando atajos", dijo el representante.

Más tarde, se refirió a la mítica frase "el show debe continuar": "No coincido. Por experiencia siempre he tomado como prioridad el factor humano y el cuidado de la imagen por sobre el lado estrictamente comercial y de negocios. Nunca hay que perder la perspectiva de que más allá que de la expansión y del crecimiento artístico, el artista es una persona que siente, sufre y vive de emociones nutridas de cuestiones que le ocurren en mayor medida debajo del escenario".

Además, dijo que las reglas de juego, que las imponen las compañías, son duras y que "la maquinaria de recaudación nunca analiza parar", pero que el límite, tanto por la salud física como por la mental y el entorno, lo tiene que poner cada uno.

En este caso, el representante habla por experiencia propia ya que hace unos años tuvo que acompañar a Andrea Rincón en el momento de su intención para tratar una adicción: "El punto está en la capacidad de involucrarse o no y de saber decretar un orden de prioridades. Es muy común que los entornos vean las dificultades que el perfil artístico está padeciendo pero ante el temor a que se corte la fuente de ingresos económicos crean que es mejor mirar hacia otro lado".

Luego ejemplificó: "Los casos de Chano, Rodrigo o Leo Mattioli, por citar algunos ejemplos, son casos testigo de que nadie toma las decisiones a tiempo ya sea porque no saben cómo o no quieren pero ver como vimos en su final a un Mattioli totalmente empachado en morfina para poder brindar más shows en lugar de internarlo para su recuperación fue lamentable. Rechazo de plano la teoría de que 'El Show deba continuar' hasta que se extraiga la última gota de sangre del artista".


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia