Emma Watson, recordada por su rol en la saga de "Harry Potter" como Hermione, ha decidido darle un golpe de timón a su vida, dejando el cine por un año para dedicarse de lleno a su actividad como activista en la lucha por la equidad de género.
Con 25 años y la madurez de alguien que trabaja desde los 10, Watson es licenciada en Literatura Inglesa y activa feminista. Durante más de una década, la relación de Emma Watson con el cine se circunscribió en exclusiva a la saga de Harry Potter y a su personaje de Hermione. Durante ese tiempo, dejó atrás la niñez.
Cuando se estrenó la octava y última película tenía ya 20 años. A partir de ese momento, comenzó a indagar en otros terrenos y rodó algún drama romántico "indie" como "Las ventajas de ser un marginado", experimentos como "The Bling Ring" con Sophia Coppola y hasta un título bíblico, "Noé", con Darren Aronofsky.
Actualmente está haciendo "La Bella y la Bestia", una adaptación de Disney dirigida por Bill Condon que llegará a las pantallas en 2017. La actriz británica anunció que, tras el rodaje de "La Bella y la Bestia", se retirará del cine durante un año para realizar estudios de género.

Su agitada agenda no le ha impedido a Watson militar en causas como embajadora de buena voluntad de la ONU a favor del empoderamiento de las jóvenes. Además colabora con la campaña "HeForShe" en defensa de la igualdad de género. "Decididamente en este trabajo hacen falta más voces feministas. Mi campaña en particular se centra en conseguir más voces feministas de hombres. Creo que está funcionando, espero que sí", afirmó Watson.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia