La mesa del domingo de Mirtha Legrand fue desopilante. Estuvieron los hermanos Caniggia y los hermanos Süller. Sí todos juntitos. Además se sentaron a comer Benjamín Amadeo y el abogado Mauricio Dalessandro, que bromearon al principio del programa con la situación y se preguntaron si no serían también ellos hermanos.

El almuerzo transcurrió a pura risa. Salvo, claro, para el pobre de Amadeo cuando salió a admitir que Lali lo dejó por Mariano Martínez... Los hermanitos Caniggia también tuvieron su momento de tensión, aunque lo sortearon muy bien con dos de sus habilidades: la simpatía y la capacidad para desentenderse de las situaciones.

Hubo dos momentos clave. Primero, cuando Alex mostró su vestuario y se jactó de su belleza, como hace habitualmente en las redes sociales, con sus frases "siempre al top", "soy groso", "high society" y otras.
Silvia Süller se le unió y él dijo su mejor frase hasta ahora: "Estamos para Hollywood". Simplemente hermoso.
Embed

Todo terminó con la ex de Soldán dándole un piquito al aspirante a reggaetonero. Cuando volvió a sentarse lo volvió a besar, en la mejilla, y le dejó el labial marcado.Todo iba bien hasta que se desarrolló la segunda situación. De la nada, Silvia le dijo a Charlotte: "¿Sabías que yo conocí a tu papá?"

Tensión la mesa.Hubo risas histéricas y hasta Benja Amadeo se atragantó con una frutilla. Pero Mirtha, fiel a su estilo, no se echó atrás y fue directo al hueso: "¿Íntimamente?", preguntó. "Sí", dijo Süller, contundente. Obvio, nadie esperaba que a esa altura se achicara.

Y no ahorró detalles. "Se armó mucho lío con Nannis, en el 96", dijo. Y siguió: Tu mamá se enteró y dijo 'no sé para qué sale con esta mortadela teniendo este caviar en casa'. Saqué un disco que se lo dediqué a tu mamá, Caviar o mortadela".

Rápida de reflejos, la producción sacó a relucir el hit de Süller.

Los Caniggia no emitieron demasiados comentarios. Charlotte pareció aturdida por las fechas, se rió y, como dijimos antes, sorteó la situación con su simpatía a toda prueba.

Alex optó por otro camino. Se lo vio limpiarse la cara con la servilleta. Dos opciones: o alguien justo en ese momento le avisó que estaba manchado o quiso borrarse de la piel el beso de la mujer con la que supuestamente su padre engañó a su madre.

El gesto fue elocuente. Después, el cantante dijo no haber entendido nada de lo que hablaban. Una buena decisión para que la conductora enseguida cambiara de tema.

Fuente: TN

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora