Ayer se presentó en el bar La Musa, del Paseo de los Poetas, un recital de Moro Leguizamón junto a la banda Los Cuchiflay, sobre temas de su padre, Gustavo Cuchi Leguizamón, en un homenaje llevado a cabo en el día de su cumpleaños.

José María "Moro" Leguizamón es pianista y el segundo de los cuatro hijos del Cuchi Leguizamón. Aunque participó de recitales en distintos puntos del país -como en el reciente Córdoba Cuchichea- es la primera vez que se presenta en Salta con temas que él mismo arregló. "Mi tata fue mi maestro en la vida y en la música. La pasamos solos yo y él en los últimos años de su vida. Juntos le hemos peleado a su enfermedad antes de que se tuviera que ir. El se ha muerto en la clínica, pero en mis brazos. Lo he acompañado a lo largo de toda su enfermadad, los dos solos, luchando, y él me enseñó cómo hacer música, su música", cuenta Moro. "Por eso creo que a la música del Cuchi la arreglás bien o sino mejor tocala como es. El arreglo de algo tan lindo tiene que ser muy especial".

Los Cuchiflay son músicos salidos de la fila del rock como Los Gauchos de Acero, el Duende Flores y otros. "Al Cuchi nunca lo invitaron a Cosquín, pero sí a La Falda, donde le hicieron un homenaje con Spinetta, Nebbia, Fito y otros. Él decía que prefería estar con los changos jóvenes y no con los viejos carcamanes", dice. "Y los músicos de Los Cuchiflay, con los que seguiremos tocando el resto del año, más que músicos eléctricos, ¡son músicos de shock!"

Moro también recuerda a los que han participado de Canto Hereje, con el que los músicos de rock de Salta homenajearon al Cuchi. "Tocar ahora sus temas en el día de su cumpleaños significa todo. Estuve relegado mucho tiempo, sin música, pero ahora prácticamente estoy dedicado a la música a tiempo completo, haciendo recitales en el país, tocando en distintos lugares. Y es mucha responsabilidad, soy el único que ha vivido con él sus últimos años, el único que ha mamado de su creatividad y el que aprendió cómo hacer la música que dejó el Cuchi. Pero bueno, las cosas no salen siempre como uno las planea, así que hubo un paréntesis y ahora aquí estamos. Vamos a girar todo el año llevando nuestra música", dice Moro. "Por lo pronto yo toco toda la obra del Cuchi en el piano. La puedo tocar igual que la tocaba él o en mi versión. La música del Cuchi está empezando a ser comprendida por mucha gente en el mundo. Se están dando cuenta de su revolución en la música. Y ahora vamos a hacerlo con Los Cuchiflay, internándolo en el rock, el jazz y el folclore".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora