Joaquín Sabina abandonó el escenario en medio de un show en Madrid, debido a una indisposición y dio a entender que se trataría de pánico escénico.

"Hoy, por exceso de ganas de estar bien delante de mi gente de Madrid, me acaba de pasar llegando a cosas feas, un Pastora Soler", dijo Sabina al retirarse, en alusión al pánico escénico que sufrió la cantante Soler, representante de España en Eurovisión 2012.

La artista de 36 años, que fusionó la copla, el flamenco y la canción española con el pop, se desmayó en un recital en marzo pasado y hace dos semanas atrás sufrió un ataque en un recital que la llevó a anunciar su retiro del mundo de la música, al menos hasta que se recupere.

De esta manera, el cantante se fue media hora antes de lo previsto del escenario del Palacio de los Deportes de Madrid, frente a 10 mil personas, y pidió disculpas: "Realmente no me encuentro muy bien". Este show era la gran vuelta de Sabina, luego de cinco años sin actuar solo, donde además festejaba el 15 aniversario de "19 días y 500 noches".

Sabina, de 65 años, es uno de los referentes de la música contemporánea española en todo el mundo, pero esta aplaudido andaluz tuvo una mala noche el sábado. El próximo concierto que tiene previsto es para el día 16 de diciembre.

En sus últimas presentaciones, Sabina se presentó con su amigo y colega, Joan Manuel Serrat.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora