La conductora Ernestina Pais (44) viene sorprendiendo con sus elecciones para este 2016. Primero dio la nota al operarse las lolas, después fue, contra todos los pronósticos, la primera famosa confirmada para participar del Bailando por un sueño, y ahora vuelve a llamar la atención con su más reciente romance con el músico y líder de la banda Turf, Joaquín Levinton (41). Si bien ya habían concurrido a un concierto juntos, el encuentro de Ernestina con el ex de Celeste Cid había pasado por algo más casual, una foto apostada en un banner del Movistar Free Music en el Planetario, donde la cantante Ms. Lauryn Hill había logrado una gran convocatoria entre los famosos. Pero lo de este último martes en el Teatro Colón ya no se puede disfrazar de casualidad, porque la conductora y el rockero llegaron juntos a la gala de la ópera Dido y Eneas y no se esforzaron mucho por ocultar su cercanía.

Ernestina venía de una relación con el empresario Nicolás Pinto y, por sus problemas de salud, le puso fin en diciembre de 2013. "Estar con alguien que de golpe le pira el moño y tiene un ataque de pánico es una previa que hay que aguantarse. Con lo cual, desgasta mucho también esa situación de "no sé qué me pasa' y en este momento sería bueno reconstruirse cada uno, en soledad y ver qué onda", había comentado al momento de la ruptura con Pinto y haciendo referencia a sus ataques de pánico. Después de un largo tiempo de soltería, Pais había vuelto a apostar a una relación junto a Alvaro Martínez Villanueva, pero la cosa se terminó y ella puso el foco en entrenar su cuerpo y prepararse para volver a uno de los programas con más exposición de la televisión argentina tras su alejamiento de los medios.

El dato curioso es que Ernestina supo tener un romance con Leandro Lopatín, compañero de Levinton cuando la banda Turf daba sus primeros pasos y con la chapa de rockeros ganaban chicas, como Julieta Ortega, Carolina Fal, Sol Acuña y la lista sigueà

Ahora, Joaquín volvió a tocar después de siete años de parate con Turf y reconoció que tuvo que pedir perdón a sus compañeros porque las cosas no habían terminado muy bien. Los excesos de Levinton lo habían metido en varios problemas, pero su presente se vislumbra como una etapa más luminosa que su faceta anterior. El mismo asegura estar más tranquilo, pero lejos de considerarse un típico hombre adulto. Habrá que ver si el vínculo entre esta sorpresiva dupla tiene futuro, por ahora tienen un presente engalanado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora