La pieza "Espejo humeante", por la Compañía de Danza del Teatrino, que conduce Melisa D'amato, se trata de una pieza de danza-teatro que toma el ensayo de Miguel Ruiz, basado en conocimientos antiguos toltecas, y elabora propuestas para lograr el equilibrio personal, emocional, mental y social. Básicamente, Ruiz habla de la "domesticación" del ser humano.

Estas conclusiones fueron trabajadas por el grupo que conduce D'amato, "viajando" hacia la interioridad de cada artista. "El libro nos dio las pautas de elaboración sensitiva. La idea de la coreografía es generar un sentimiento que movilice internamente al bailarín, y que de cierta forma sea también un espejo del propio interior de cada persona. Esto generó dificultades en algunos bailarines que no pudieron pasar las series de los acuerdos.

Algunos renunciaron incluso. Fue muy complicado. Y cuando terminamos el proceso, cada uno sintió que lo que había atravesado había sido muy visceral y costoso", dice D'amato.

La bailarina es también directora de la Escuela de Danzas "Alexander Ananiev", formó parte del Ballet de la Provincia durante siete años y recientemente fue becada por "Tierras Hospitalarias", para realizar una coreografía en París en el mes de mayo, acerca de su visión sobre María Magdalena.

El elenco de danzas -que ya puso en escena "Dime con quién andas", con coreógrafo invitado- se formó mediante una convocatoria abierta de la que quedaron 20 bailarines, de los cuales 10 forman parte de "Espejo humeante". "Esencialmente me nació la necesidad de hacer algo diferente porque mi experiencia con el ballet clásico me llevó a ver que hay cosas que el director no trasciende y termina siendo siempre lo mismo. Un poco para cambiar eso y sobre todo para generar obras que interiormente te hagan crecer como artista e intérprete, nos pusimos este reto. Esto es lo interesante de hacer una danza que no es clásico ni contemporáneo, sino una nueva puerta para que el bailarín, como artista, no deje de crecer", dice D'amato.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia