Como tantos otros argentinos, Eugenia Tobal soñaba con visitar alguna vez al Papa Francisco, el Sumo Pontífice argentino que emociona con su humildad al mundo entero. Su objetivo finalmente se cumplió esta semana, cuando la modelo se dirigió a Roma acompañada por sus dos hermanos y determinada a concretar su deseo. Sin embargo, la modelo jamás imaginó lo que iba a suceder.

La actriz acudió a una de las audiencias generales que suele brindar el Papa, según informó el diario La Nación. Allí,Eugenia logró aproximarse más de lo que imaginaba a Francisco. Ambos terminaron cara a cara y entonces la magia se produjo.

La modelo no pudo controlar la emoción y rompió en llanto. Fue entonces cuando el Papa, en uno de sus habituales gestos, aproximó su frente a la de la actriz, la bendijo y le dio consuelo por las penas sufridas.

El momento fue retratado por el diario italiano L'Osservatore Romano por la significancia de la escena. Más tarde, la modelo habló con la agencia de noticias Télam y dio detalles sobre el especial encuentro.

"Fue muy mágico. Lo besé, lo abracé. Intercambiamos unas palabras y nos agarramos muy fuerte. (...) Nos miramos frente a frente y me bendijo. Fue realmente emocionante", contó.


¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia