Patricio "Pato" Fontanet, exlíder de Callejeros, se entregó hoy a la Justicia por voluntad propia y ya está preso en la cárcel de Ezeiza. Lo mismo hizo su compañero y ex músico de la banda Christian Torrejón, informó el abogado Marcelo Brito en diálogo con los medios de comunicación. Según precisó, el cantante pidió estar en el pabellón psiquiátrico hasta tanto se defina donde deberá terminar de cumplir la condena. Mientras tanto, su abogado Marcelo Brito adelantó que pedirán el traslado del músico a la cárcel cordobesa de Bouwer, ya que quiere estar cerca de su familia.

Luego del fallo de la Corte Suprema que ayer confirmó las condenas de prisión dictadas por la tragedia de Cromañón que dejó 194 muertos, Brito contó que presentó escritos poniendo a disposición judicial a otros dos músicos y el escenógrafo.

"Ya hemos presentado ante el Tribunal Oral Criminal 24 de Capital Federal un escrito poniendo a disposición a °Pato°. La idea es que si el tribunal entiende que vayan al Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza, Patricio sea alojado en el Prisma (Programa Interministerial de Salud Mental Argentino) de atención psiquiátrica, donde venía tratándose antes de su última liberación", señaló el abogado antes de conocerse la noticia.

Al respecto, el letrado explicó: "Patricio siguió tratándose psiquiátricamente desde su última excarcelación y la idea es seguir el tratamiento en el Prisma de Ezeiza. Una vez que le den el alta, seguramente le pediremos al tribunal que sea trasladado a la cárcel de Bouwer, en Córdoba, provincia donde él tiene a su familia".

Brito se mostró molesto con la falta de argumentos en el fallo de la Corte que volvió a poner a los músicos tras las rejas. "La Corte resumió el proceso de la extensión de más de 70 mil fojas, en un renglón y medio. Ninguno de los magistrados que firmó es especialista en el área penal (sino que son expertos en derechos privados y públicos). Esos tres ministros de la Corte rechazaron el recurso de apelación. El poder que le dan a la Corte Suprema es inconstitucional y no lo tiene ningún otro tribunal de la República. Todos sabemos que una garantía de todo justiciable, se debe expresar los fundamentos para que la sociedad y los condenados conozcan las razones", se quejó.

El abogado anunció que el guitarrista Maximiliano Djerfy (40), y el escenógrafo Daniel Cardell (37), también ya están a disposición del tribunal, aunque algunos de ellos gozan del beneficio de la libertad condicional.

En un fallo difundido por el Centro de Información Judicial (CIJ), los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda rechazaron los recursos extraordinarios planteados por las defensas de Santos Fontanet (36), Torrejón (42), Djerfy (40), Cardell (37), Juan Carbone (46), Elio Delgado (30) y Eduardo Vázquez (40), condenados por "estrago culposo seguido de muerte y participación necesaria con cohecho activo".

Lo mismo sucedió para los ex funcionarios Fabiana Fiszbin (51), Gustavo Torres (57) y Ana María Fernández (50), condenados por "estrago culposo seguido de muerte en concurso ideal con omisión de los deberes de funcionario público"; y de Villarreal, quien fue condenado por "estrago culposo seguido de muerte y participación necesaria en cohecho activo".

Fontanet deberá cumplir una pena de 7 años, Vázquez de 6 (aunque está preso con prisión perpetua por el crimen de su esposa Wanda Taddei), Torrejón, Carbone, Delgado y Cardell de 5 y Djerfy de 3. Fiszbin deberá cumplir 4 años, Torres 3 y nueve meses y Fernández, de dos años y diez meses, y Villarreal 6 años.

Sin embargo, el tribunal deberá tener en cuenta el tiempo que los condenados ya pasaron en prisión, entre diciembre de 2012 y agosto de 2014, cuando la Corte Suprema de Justicia puso en suspenso las penas aplicadas por la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal y ordenó la revisión de las mismas.

En esa oportunidad, sólo siguieron detenidos Chabán, quien luego murió en 2014 por problemas de salud, el baterista Vázquez (que debía seguir preso por femicidio), el ex subcomisario Carlos Díaz (56), condenado a 8 años de cárcel por estrago y cohecho, y el ex manager de Callejeros, Diego Argañaraz, que recibió una pena de 5, por la que en 2015 accedió finalmente a la libertad condicional.

La tragedia ocurrió la noche del 30 de diciembre del 2004 cuando comenzaba el recital del grupo de rock Callejeros en el boliche Cromañón, ubicado en Bartolomé Mitre, entre Ecuador y Jean Jaures, en la zona de Once.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia