Los tiempos cambiaron. Los pensamientos han evolucionado con el fluir de las generaciones, quitándoles protagonismo a los prejuzgamientos y abriéndoles la puerta a las libertades individuales. Estimulando, sin dudas, una tendencia que crece permanentemente: la de los galanes maduritos que se atreven, sin ningún tipo de drama, a conquistar mujeres que aparentan pertenecer a camadas posteriores. Sí, claro, que parecen ser bastante más jóvenes que ellos. La cantidad de ejemplos es innumerable y a primera vista se seguirá engrosando. Ahora, el que sorprendió con una acompañante con varios años menos fue Fabián Doman. Si bien la diferencia de edad no aparenta ser tan notoria como en otros casos, se ve que al conductor de Nosotros al mediodía no lo atrae lo vetusto.
Su paladar para lo femenino, al que le vino sacando el jugo constantemente con sus conquistas legales y furtivas, se advierte claramente proclive al cutis libre de arrugas. Nada de novias más grandes. Doman, que fue esposo y convivió un largo trecho con Evelyn von Brocke, nuevamente dio la nota y se mostró con una novia que reúne los requisitos que sus gustos le reclaman. Es decir: bronceada, de semblante fresco y el pelo acondicionado a la tonalidad que más le agrada. Fue en el Teatro Astros, donde el periodista no dudó en sonreír para la foto, como decidido a blanquear el romance en su primera salida pública con su nuevo amor. De su novia se sabe poco, pero lo suficiente como para imaginar que no tiene nada que ver con los medios y que su vínculo con Doman se dio casi por casualidad.
Su nombre es Macarena Rawson Paz, tiene 36 años y llegó al canal para presenciarlo, simplemente, detrás de cámara. La primera vez que pisó el estudio lo hizo de la mano de Fernanda Iglesias, una de las panelistas del magazine que conduce Doman. En dicha oportunidad los presentaron y la deducción indica que lo poco que dialogaron alcanzó para que desde la producción invitaran a Macarena a hablar de su actividad laboral. ¿A qué se dedica? A promocionar una página de Internet (Cheap 2 cheap go market) que incentiva las compras comunitarias. Después de entrevistarla, Doman le pidió su teléfono a la producción y la llamó para invitarla a salir. De primera mano lo hicieron tomando las precauciones del caso. Se vieron en sitios poco concurridos y siempre trataron de no exponerse. Hasta que el lunes 11 de julio tomaron la determinación de confirmar el amor frente a la prensa: fueron a ver el estreno de la obra Aliciaà ¿Qué hay del otro lado?, que tuvo lugar en la mencionada sala de la Avenida Corrientes. Aunque prima facie ya se imaginaban los fotógrafos que asistirían numerosos famosos, como suele ocurrir cada vez que una compañía pisa un escenario por primera vez en la temporada, los flashes no fueron ni para Martín Insaurralde ni para Alejandro Lerner. Menos para María Susini. Las lentes cambiaron el enfoque al llegar Doman con Macarena.
A contramano de las maniobras que acostumbran ensayar en la farándula cada vez que se pretende ocultar una relación, los dos entraron juntos. Pegaditos y sonrientes, desnudando un gesto de felicidad propio de los que están enamorados. Así se encuentran, suponemos, Doman y su nueva novia. Veremos cuánto tiempo dura el romance, pero, de entrada, se puede presumir que tendrá una vida útil más aceptable. Con sus cincuenta y pico, el periodista y sus gustos por las mujeres más jóvenes otra vez dieron la nota.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora