La actriz argentina falleció el viernes a los 74 años en el Sanatorio de la Providencia, donde se encontraba internada desde el domingo pasado a causa de una insuficiencia renal, informó su representante, Christian Manzanelli

Wallner, que hasta hace poco era una de las protagonistas de la obra teatral "La casa de Bernarda Alba", bajo dirección de José María Muscari, cumpliría 75 años el viernes próximo.

La artista trabajó en más de 20 largometrajes, algunos con realizadores consagrados como Lautaro Murúa ("Un guapo del 900) y Alejandro Doria ("La isla") y otros de fuerte alcance popular como "Simplemente una rosa", con Sandro y dirigida por Leonaro Favio; "Yo gané el Prode, ¿y usted?" o "El bromista", de Mario David.

También dejó su huella en el cine español ("Tres suecas para tres Rodríguez" y "Vida íntima de un seductor cínico", entre otras) y ganó verdadera popularidad en televisión, donde compuso recordados papeles desde mediados de la década del 60 hasta 2011, cuando participó en la tira "Herederos de una venganza", que se emitió por El Trece.

Su primera participación en la pantalla chica fue en la miniserie de terror de Narciso Ibáñez Menta "El sátiro", que contó con libros del dramaturgo Osvaldo Dragún y se vio por Canal 9 en 1963, a la que siguió "Cuatro mujeres para Adán", de Nené Cascallar (1966); "El hombre que volvió de la muerte", otra vez con Ibáñez Menta y sobre libros de Abel Santacruz, en 1969.

Series y telenovelas como "Papá corazón", "La familia superstar", "Herencia de amor", "El pulpo negro", "Celeste siempre celeste" y el ciclo de teatro para televisión "Alta comedia", la tuvieron también en sus elencos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia