Una nueva cita solidaria se proyecta en la capital salteña. Se está preparando el 1º Festival del Milagro, en la Sociedad Rural Salteña. Se llevará a cabo el sábado 26 de septiembre, a partir de las 20.
Estarán sobre el escenario: Las Voces de Orán, Los Cantores del Alba (Herederos de Tutú Campos), Wanabara, Pitín Zalazar, Bagualero Vázquez, Vitae, Vira Vira, Luis Cuadra (El Quebracho), Mario Tirado (El Puestero), ballet oficial del festival Supay Malambo y alumnos de la Escuela de Música del Bº Santa Cecilia.
Las entradas anticipadas se venden en la calle Francisco Arias 1768. Informes en el 4261160.
Las fundaciones que serán beneficiadas son: Hope, Lila, Amanecer y Revivir.
Cuarenta y tres años de trayectoria y otros tantos de trabajos discográficos, actuaciones en los más grandes escenarios nacionales e internacionales y otros reconocimientos son algunos de los logros que alcanzaron Las Voces de Orán.
El conjunto musical Las Voces de Orán está integrado por dos oranenses: Federico Córdoba y Roberto Franco, mientras que el tercer integrante es René Gerardo Flores oriundo de la localidad de Coronel Mollinedo, departamento de Anta.
La historia del trío comenzó en el otoño de 1969, más precisamente en agosto, cuando Martín Zalazar, Federico Córdoba y Roberto Franco, amigos de la infancia formaron el trío y decidieron emprender la tarea de cantarle al país.
Con el tiempo lograron ser consagrados en el país, recibieron el cariño de los pueblos de Uruguay, Paraguay, Bolivia y Chile. Obtuvieron numerosos premios nacionales e internacionales. Representaron al país en la Convención Turística Latinoamericana realizada en Acapulco, México, en 1973.

"No sé si tengo buena voz, me expreso con el corazón, mi mensaje vislumbra sentimiento, tierra y amor. En el balance general de mi carrera estaré eternamente agradecido, porque recibí más de la cuenta. La amistad es el mejor contrato que logré en más de cuatro décadas. Mi posición siempre fue de respeto, honestidad y humildad. Son los valores que me enseñó mi padre", estas fueron las palabras del legendario folclorista Pitín Zalazar.
El humor es su más sincero "cómplice", las ocurrencias son cotidianas en su vida. El elegante traje de gaucho lo lleva con mucho orgullo.
Pitín es un artista preocupado por consolidar en las nuevas generaciones de autores e intérpretes, la evolución interior del hombre de nuestro pueblo, para que su espíritu sea un contenido humanizante de la tecnología y no un rasgo efímero sonando fuera de sí mismo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia