Finalmente llegó la última jornada del Personal Fest 2016, uno de los mayores festivales de rock del país. Las más de 20.000 personas que desfilaron delante de los tres escenarios en el Club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, justificaron la monumental organización que personal pone a disposición de los fans. Sin contar a la cantidades de técnicos, ayudantes, personal de seguridad, de comunicación, etc., que forman parte del Personal Fest. Y músicos, por supuesto. Las grandes figuras del rock del momento siempre formó parte de la lista de artistas que pasan por el escenario del Personal Fest.
La jornada comienza siempre a las 16 y el sábado no hubo tanta afluencia sino hasta que comenzaron las presencias internacionales con The Magic Number, grupo de indie británico con mucha llegada al público argentino. "Lo interesantísimo de estos eventos es que a pesar del número, nunca hay incidentes graves entre las personas", nos dice un colombiano presente. La verdad es que no sucede nada aunque hay miles de personas. La primera jornada hubo más de 20 y el domingo, aunque al cierre de esta nota aún no tenían números oficiales, era evidente que eran más que el doble.
Por la sala de prensa desfilaron artistas dispuestos para los periodistas de todo el país que convoca Personal. El director de márketing de la empresa, Martín Heine, nos explicó sobre la importancia que tiene para Personal seguir un festival de estas características.
La noche del sábado concluyó con Andrés Calamaro, que volvía después de tres años de ausencia de los escenarios. En un momento convocó a los músicos vivos de Los Abuelos de la Nada, para recordar a Miguel Abuelo, mientras que a sus espaldas pasaban listas de músicos famosos muertos. Él se mostró bastante "baqueteado" por los malos amores, hablando muy ajustado y menos que lo necesario. Pero siempre efectivo, tiene una especial relación con el público de Buenos Aires, que lo corea y evidentemente lo quiere como "a un loco conocido".
El domingo, también con un día claro, se abrió con la banda de Eduardo de la Puente "Tristemente Célebre" que nos contó su intención de ir a tocar a Salta "hasta gratis". En la jornada cantó también Soledad Torres -sobrina de Diego- con su grupo de bailarines, en el escenario Personal Fest dedicado a los teens. Tocaron bandas interesantes como Giants Stones que aunque es de Estados Unidos, tiene un cantante argentino. Luego de varias figuras y bandas que ya tienen una larga historia detrás, otras que son emergentes y demás, se presentaron los Cypress Hill con su hip hop de Los Angeles. Y ahí ya estaba lleno el predio del Geba. Saltando ellos, volvieron a poner electricidad en un público que muy poco saltó en todos los números.
De ahí a un ritmo más tranquilo, con toques brits y canciones que suenan en la radio, se encendió el escenario siguiente para que suenen los The Kook''s. Otro público los recibió, como si se hubiesen cambiado de ropa. Y ni hablar, cuando cerró No te Va a Gustar. Una de las bandas más populares del país que confirmó su preeminencia en estas lides.
Finalmente, las luces del escenario se apagan, los técnicos desarman la aparatosa infraestructura, y un ejército de barrenderos se llevan los últimos sonidos de estas dos jornadas que lo mejor que tienen es la promesa de que se repetirán en el siguiente año.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia