El recital del cantante Nicky Jam, anunciado para el pasado viernes en el Centro de Convenciones, se suspendió, aún con cientos de personas esperando bajo la lluvia a una actuación que finalmente nunca sucedió.

Versiones opuestas desde los contratantes locales y de los contratados, se conocieron apenas se informó sobre la suspensión del evento. Se sabe que los responsables locales realizaron una denuncia en una comisaría cercana al Centro de Convenciones.

En esa denuncia se constata que el contratante salteño, ya a las 18 horas estaba enterado de que Nicky Jam se negaba a actuar y amenazaba con volver a Buenos Aires en los dos jets privados que lo esperaban en el aeropuerto, abandonando el compromiso que había adquirido.

En la denuncia, también, se especifica que los locales ya habían desembolsado la friolera de 130.000 dólares, aparte de los gastos de hotel, etc.

Sin embargo, la firma La Industria INC que maneja y representa a Nicky Jam aseguró que fue "inevitable su cancelación por incumplimiento de contrato por parte de los empresarios que adquirieron la fecha a través de LatinmolGroup". Mientras, se anunció que al frustrado público asistente se le devolvería el importe de los tickets y que ya se informarían los detalles.

Las miles de personas que estaban en el Centro de Convenciones por el show de Nicky Jam se dieron con la noticia de que no cantaría, pasadas las 22.30, cuando la apertura del predio se había hecho a las 18.30. Se estimaba que el espectáculo comenzaría a las 20.30 con las bandas teloneras Valentino y Aspirante, que no llegaron a subir al escenario.

Natal Morales, prensa de la organización local que contrató al artista portorriqueño, anunció al público la cancelación y que ya se informaría acerca de la forma en que podrían recuperar el dinero abonado por las entradas. Y a quienes las habían perdido, se les entregó ahí mismo un ticket para la devolución de lo gastado. Morales detalló que “la decisión de no salir la tomó el artista” y recordó que la producción local del espectáculo “invirtió en dos aviones privados y en un hotel de cinco estrellas para 25 personas”. Explicó también que Nicky Jam nunca fue al Centro de Convenciones y que además “se retiró del hotel sin avisar a la producción local”.

Morales también aclaró que la cantidad de entradas vendidas fueron solo unas 3 mil, lo que pareció “no conformar al cantante ni a su entorno”.

Morales precisó además que, ante lo irregular de la situación, la producción local decidió “realizar una exposición policial en la comisaría de villa Palacios”.

Después del anuncio de la suspensión del show, el público manifestó su disconformidad y se escucharon prolongados silbidos en el predio y luego en las redes sociales, donde los fans se despacharon.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia