El artista plástico salteño, Francisco Speicher inauguró el sábado junto al artista taiwanés "Shui Sheng" una singular muestra de temática totalmente oriental en el museo de la ciudad de San Fernando, en Buenos Aires.
Speicher, quien estudió en la escuela local de Bellas Artes Tomás Cabrera, tiene en su haber viajes por países como Japón y Corea en donde se nutrió de las nuevas corrientes, logrando crear su propio sello: un arte oriental con perspectiva occidental.

"Esta muestra es producto de muchos proyectos personales que fui armando porque después que viajé a los países orientales creía que todos eran iguales pero cuando estuve ahí, la experiencia me cambió la cabeza", contó en entrevista con El Tribuno.

Según su relato, las diez obras expuestas también condensan otra experiencia que tiene que ver más con la inmovilidad: "esta inspiración me agarró en un momento muy especial de mi vida, cuando tuve una fractura que me dejó sin caminar muchos meses y eso fue un medio de meditación más".
Speicher pasó actualmente del arte pop al dibujo oriental utilizando elementos como el papel de arroz y la tinta china. Todo eso incluso lo combina con tierra de Salta mezclada con la de los lugares del mundo donde estuvo. "Con tierra que traje de otros países hago un tinte: la mezclo con pigmentos de la India y después la mezclo con tierra de Salta porque para mí es la mezcla de todo lo que soy", contó.
Parte de su interés además está focalizado en la mujer cuyo cuerpo definió de "armónico, estético y de gran transmisión".

El universo al alcance de tu mano..jpg
"El universo al alcance de tu mano", de Francisco Speicher.

Muestra en Nueva York
Al mismo tiempo que el artista salteño inaugura una exposición en Buenos Aires, de manera paralela tiene una en la galería "Ward Nasse" de Nueva York, ciudad a la que viaja anualmente para llevar su trabajo. Son ocho obras que trasladó enmarcadas después de hacer contacto con la responsable del lugar.
Según cuenta, viaja a Estados Unidos al menos una vez al año, lo que le permite vender de manera individual a personas que fue contactando por gente del mundo del arte. Solo el año pasado llevó diez obras y las vendió todas.

Ya pasaron cuatro años desde que Speicher se fue a Buenos Aires y por el momento no está en sus planes regresar. "Me gusta la tranquilidad de Salta pero Buenos Aires para trabajar en lo mío es ideal", explica.
Por ahora no descarta nuevos destinos y en su radar aparecen en este momento Barcelona y Málaga, a donde aterrizará en noviembre invitado para una muestra.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora