Con solo 29 años María Julia Aguiar será una de las dos argentinas que competirá en Londres en el Campeonato Mundial de Pol Dance, que se realizará a fines de este mes.

Se define como una atleta y aclara, al iniciar la charla, que "no es lo que viste en Tinelli".
Dejar en claro las diferencias entre su especialidad y el popular baile del caño es una de sus principales preocupaciones.

"No es el caño de una chica que baila en un boliche -acota con firmeza- tampoco es lo que viste por televisión o en las películas", reafirma.

Y con razón. Esta disciplina exige esfuerzo, ritmo, gracia y además un estado físico envidiable y para alcanzarlo las cultoras del pol dance realizan rutinas propias de un atleta de alta competencia.
María Julia aclara: "Yo tomo el pole como un deporte porque quiero diferenciarlo del pole que hacen en el cabaret. Pero la verdad es que es una actividad en la que se complementa la acrobacia, la música la interpretación y la danza".

Su rutina participará este 25 de julio en Londres junto a otras 45 mujeres de todo el mundo y solo 10 quedarán seleccionadas entre las mejores.

Esta contadora de 1,55 metros de altura y 47 kilos tratará de impresionar a un jurado internacional haciendo acrobacias a 4 metros de altura pendiendo de -aclara nuevamente- una barra, no un caño.

Ella, al igual que muchos atletas de esta disciplina en el mundo, pretende que el pol dance sea considerado una disciplina olímpica.

Sin embargo, para María Julia no todo es fuerza física "también es una actividad artística donde le ponemos ese sentimiento y queremos transmitir al público lo que estamos sintiendo con la música junto con el virtuosismo de las acrobacias y los trucos de elongación y fuerza".

La atleta desmitifica a esta disciplina. "Competimos en un gimnasio, de día y con ropa que nos tapa la cola, sin una gota de seducción, es solo un deporte", explica.

Trabajando como contadora para una empresa decidió quemar naves y partir a Buenos Aires, donde trabaja en un gimnasio en el que también da clases.

Viajar a Londres no sale barato y no cuenta con apoyo oficial de ningún tipo. Buscará subir al podio de las mejores del mundo. Danzará a cuatro metros de altura para lograrlo.

Plástica y destreza

En esta disciplina la atleta debe sostener la barra con una o ambas manos para poder realizar los movimientos atléticos que incluyen: ascensos, giros e inversión corporal.

La categoría está dada por el nivel y la complejidad de los trucos que se realizan sobre la barra y, en competencia, se efectúan coreografías durante cuatro minutos.




¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora