Basado en la novela gráfica de Alison Bechdel inspirada en su experiencia creciendo con un padre secretamente gay en una casa funeraria, el show es el primer musical en presentar a una mujer lesbiana como personaje principal.

También ganó los premios al mejor libreto, mejor actor, para Michael Cerveris, y mejor dirección, de Sam Gold. Y sus compositoras, Jeanine Tesori y Lisa Kron, se convirtieron en el primer equipo femenino en ganar un Tony a la mejor música original, aunque este premio se entregó durante un corte comercial.

Dos estrellas veteranas de Broadway - Cerveris y Kelli O'Hara de "The King and I" - se alzaron con los premios a las mejores actuaciones en un musical, mientras que un joven que apenas se graduó el año pasado de la escuela de teatro se llevó a casa el premio al mejor actor en una obra.

Cerveris recibió su segundo Tony por interpretar al padre gay y suicida en "Fun Home". O'Hara ganó por primera vez luego de seis nominaciones, por su papel de una profesora de inglés en una reposición del clásico "The King and I".

"Me encanta lo que hago y no necesito esto pero ahora que lo tengo, tengo algunas cosas que decir", expresó al aceptar su estatuilla. "Mis padres, que están sentados junto a mí por sexta vez, esta vez no tendrán que fingir que está bien".

El actor nacido en Londres Alex Sharp ganó el premio al mejor actor en una obra por "The Curious Incident of the Dog in the Night-Time", superando a Bradley Cooper y Bill Nighy.

"Por esta época el año pasado estaba recibiendo mi diploma de Julliard, así que sostener esto es una locura. Muchas, muchísimas gracias por esto", manifestó. "Quiero dedicárselo a cualquier joven que se sienta incomprendido o diferente, la respuesta al final de esta obra es para ti: ¿Significa eso que puedo hacer lo que sea? ¡Sí!".

Su victoria fue parte del botín que se llevó la adaptación del éxito literario de Mark Haddon. También ganó los premios a la mejor obra y la mejor dirección, para Marianne Elliott, así como mejor iluminación y diseño de escenografía.

Los británicos tuvieron una gran noche. "Skylight" ganó el Tony a la mejor reposición y Helen Mirren a la mejor actriz por su papel de la reina Isabel II en "The Audience" de Peter Morgan. Ya había ganado un Oscar por interpretar a la monarca en la película "The Queen".

Los anfitriones de la velada, Kristin Chenoweth y Alan Cumming, inauguraron el espectáculo con un popurrí de chistes y canciones que dejó ver su juguetona química. Entre sus muchos cambios de vestuario, Cumming lució una falda de aro y Chenoweth un disfraz de E.T.

Uno de los momentos más destacados fue cuando Joel Grey, quien recientemente anunció que es gay, presentó "Fun Home" con su hija, la actriz Jennifer Grey. Ella bromeó que el musical era sobre un "papá brillante y complicado". Joel Grey admitió que eso es algo de lo que su hija sabía.

El evento, transmitido en vivo por CBS desde el Radio City Music Hall, contó con la participación de Jennifer López, Sting, Jim Parsons, Kiefer Sutherland, Bryan Cranston, Sutton Foster, Jennifer Nettles, Taye Diggs y Ashley Tisdale, entre muchos otros. Entre el público estuvieron algunas celebridades no relacionadas con el teatro como Kendall Jenner, Monica Lewinsky y Anna Wintour.

Dos favoritos de Broadway, Annaleigh Ashford y Christian Borle, ganaron premios por sus papeles de reparto. Borle interpreta a un William Shakespeare sexy en "Something Rotten!"; Ashford a una bailarina de ballet incompetente en "You Can't Take It With You".

"No puedo creer que estoy aquí parade por la peor danza que se ha visto en Broadway", dijo Ashford.

"The King and I" se coronó como la mejor reposición de un musical y también fue galardonado por su vestuario. Una de sus estrellas, Ruthie Ann Miles, ganó con su debut en Broadway el premio a la mejor actriz de reparto en un musical.

Leyó un discurso de su teléfono y le agradeció, entre muchos otros, a su esposo. "Gracias por aceptar acompañarme en este viaje loco. ¿Dónde estás? ¡Ahí estás! Hay mucha gente aquí".

Josh Groban encabezó un emotivo segmento "In Memoriam" cantando "You'll Never Walk Alone" del musical de Rodgers y Hammerstein de 1945 "Carousel", acompañado por los elencos de todos los shows en la ceremonia, o unas 175 personas

Los elencos de los musicales nominados "On the Twentieth Century", `'Something Rotten!", `'The Visit", `'The King and I", `'On the Town", `'Fun Home" y "An American in Paris" actuaron durante la gala.

También tuvieron ocasión de brillar algunos shows no postulados como "Gigi", con Vanessa Hudgens, y "Finding Neverland", con Matthew Morrison y Kelsey Grammer.

Los productores esperaban superar el promedio de telespectadores del año pasado, que fue de 7,02 millones. Sin embargo, al igual que ocurrió en la edición del 2014, los Tony compitieron con las finales de la NBA.

Un total de 37 espectáculos abrieron durante esta temporada en Broadway, que reportó ingresos totales de taquilla de 1.360 millones de dólares, frente a los 1.270 millones de la temporada previa.

---

El reportero de AP Luqman Adeniyi contribuyó a este despacho.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora