El reconocido actor francés, quien en el pasado reconoció que puede llegar a consumir hasta 14 botellas de alcohol en un día, tuvo dificultades para leer el texto que tenía delante y realizó bromas sobre la política belga que llamaron la atención por salirse del tono tradicionalmente serio y emotivo de este tipo de conmemoraciones.
Repetía una y otra vez la misma frase, y su estado no parecía el más coherente. Después de 30 minutos arriba del escenario, los organizadores decidieron interrumpir que no continuara con las otras lecturas que tenía prevista.
El artista, de 65 años, dejó París y se trasladó a Bélgica el año pasado, en un movimiento que, según los medios de comunicación, respondía a su deseo de escapar del fisco francés, elevado para las grandes fortunas
Depardieu recibió muy buenas críticas por su papel de Dominique Strauss-Kahn en la cinta Bienvenidos a Nueva York, que retrata el caso del ex jefe del FMI, acusado de haber abusado sexualmente a una de las mucamas del hotel en el que se hospedaba en su paso por Nueva York. Lo acompaña en la película la actriz Jacqueline Bisset.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora