En una nueva gala de eliminación en Gran Hermano, Francisco Delgado y Matías fueron los dos primeros nominados en enterarse que seguían en juego gracias a la votación de la gente. Camila finalmente compitió con Mariano y quedó afuera.

Ella obtuvo el 68,5 por ciento de los votos y Mariano el 31,5. Movilizada por la visita de su novio y su perra en el cuarto rojo antes de salir de la casa, la concursante admitió que ya tenía ganas de salir, y el deseo se le cumplió. "Esto es un juego, que no los afecte", les aconsejó a sus compañeros segundos antes de pisar la calle.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora