"Francisco. El Papa Jorge" es una coproducción argentina-española que se filmó entre Buenos Aires, Madrid y Roma y que sigue la vida de quien fuera arzobispo de Buenos Aires, desde su adolescencia hasta el día en que es nombrado Papa.

"Yo algo conocía de la vida del Padre Jorge, pero mis colegas españoles no tenían información sobre quién era Francisco antes de llegar a ser Papa y se quedaron sorprendidos", agregó el actor que tiene más de 50 largometrajes en su haber.

A Grandinetti lo fueron a buscar especialmente para el papel y, una vez que la película inició la producción, él comenzó a relacionarse con amigos, familiares y gente que conocía a Bergoglio desde hace varios años.

"Hay gente que se emociona mucho cuando habla sobre el Papa. Los días que grabamos en la Villa 21 (fueron 5) a mí me trataban como si fuera él. Realmente fue increíble", contó Grandinetti.
Además, Grandinetti explicó: "No podía dejar que la presión invada al personaje, así que, para mí, durante ese tiempo fue un trabajo como cualquier otro. Lo tomé con la misma responsabilidad. Eso sí, antes y después de rodar siempre supe que la repercusión iba a ser mayor a otros anteriores", señaló

Asimismo, el actor de "En Terapia" y "Tiempo de Pensar", entre otros programas televisivos, resaltó
"No me da lo mismo haber hecho a Bergoglio, por el compromiso que ha demostrado. Jamás alguien se hubiera imaginado a un Papa que acercara al diálogo a Cuba y a Estados Unidos; que reconociera al Estado Palestino o que llamara por teléfono a una persona violada por un obispo", indicó.

Finalmente, el actor puntualizó: "Espero que esta película sirva para entender un poco el porqué del comportamiento del Padre Jorge. Que se vea que no cambió el día que llegó al trono de San Pedro, sino que siempre fue una persona comprometida, que sus palabras siempre estuvieron reflejadas en sus actos", sentenció el actor.

Télam

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora