El hombre es un animal racional y en el ejercicio de su pensamiento ha avanzado en distintos frentes. En este sentido, el pensamiento moderno o racionalismo partió de los cuestionamientos de René Descartes, un filósofo y matemático francés, quien además de revolucionar el campo de las ideas, creó también la geometría analítica.

Hoy, al cumplirse 420 años de su nacimiento, El Tribuno habló con el filósofo Darío Sztajnszrajber, quien explicó:"Descartes es un pensador fundamental en la historia de la filosofía porque marca un punto de giro en la historia de un pensamiento que –hasta Descartes- era considerado clásico y a partir de él, se inicia lo que es la filosofía moderna ¿por qué? Porque corre el eje acerca de cuál es el pensamiento último de todas las cosas. Lo que 'descubre' es que la primera certeza que tenemos los seres humanos no nos viene de afuera ni es trascendente, ni tiene que ver con Dios ni con el cosmos. Si no que la primera certeza de la que podemos dar algún tipo de seguridad es la conciencia de nuestra propia interioridad", señaló.

El anecdotario de la biografía cartesiana destaca que su padre lo llamaba "pequeño filósofo", pues desde pequeño niño n paraboa de plantearse preguntas sobre todo. Tras estudiar Derecho y Medicina en la Universidad de Poitiers (Francia), se muda a los Países Bajos.

El autor toma la duda como sistema y como método para apartar a la mente de los prejuicios que emanan de los sentidos que son engañosos y en los cuales no se puede confiar pues no son fuente de conocimiento certero.

Su principio filosófico más famoso es "cogito, ergo sum" ("pienso, luego existo"), es un elemento esencial del racionalismo occidental. Descartes expone su método filosófico y científico en el escrito "Reglas para la dirección de la mente" (1628) y, en particular en su obra más relevante "Discurso del método" (1637), donde propone cuatro normas fundamentales que rompen con la escolástica impartida en las universidades de la época.

Sus planteos motorizaron una revolución, tanto en la filosofía como en la teología y cambiaron el paradigma del pensamiento occidental.

Descartes falleció el 11 de febrero de 1650, a los 53 años de edad. Una versión afirma que fue a causa de una neumonía. Otra, sostenida por el historiador Eike Pies en su libro "El homicidio de Descartes, documentos, indicios, pruebas", concluyó que la muerte de éste se debió a un envenenamiento por arsénico y señala a un sacerdote, François Viogué, como responsable o al menos instigador del crimen.

Lo cierto, más allá de los motivos de su muerte, es que el fundador de la duda metódica sigue dando qué hablar a más de cuatro siglo de haber llegado al mundo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia