Surgieron en esa conversación numerosos temas relacionados a la historia de la banda, su momento actual, planes a futuro y no quedó afuera la preocupación de sus integrantes sobre el momento socio-político que vive el país. No se guardaron nada y aseguraron sentirse "en la resistencia" al actual modelo económico que rije los destinos de Argentina.

La nube rosa es el tercer disco después de lo que se consideró la refundación de la banda. ¿Cómo los encuentra este disco están satisfechos con el trabajo?
La verdad contentos. Por un lado porque es nuestro disco número trece. Es bien bersuitero porque fue hecho por nosotros y nuestro productor Pepe Céspedes que es un bersuit más. A nuestro parecer es uno de los mejores discos de la banda.

Este disco tiene muchas canciones. Trece...¿no son cabuleros?
Iba a tener catorce pero que dó en trece porque el último se trataba del cover de un tema de Mariano Mores, pero se complicó porque el otro autor ya había fallecido y tuvimos problemas con los permisos...de todas formas Santaolalla, que es nuestro gurú, dice que el trece es un número de buena suerte para la música.
Así quedó, disco número trece con trece canciones.
Este disco con encuentra con muchos años, ya maduros habiendo pasado el disco bisagra que fue La Revuelta. Ahora nuestras canciones tienen otro resignificado.

¿Y ahora que sigue?
¡Ahora presentarlo! Un poco raro para nosotros fue sacarlo primero por medios digitales, como Spotify, desde dónde lo podés bajar. En realidad sólo tocamos un adelanto en Cosquín.

¿De dónde viene la variedad de estilos que tiene La Bersuit? Porque siempre han sido difíciles de catalogar musicalmente.
De nuestros mundos musicales, de nuestras influencias, de lo variado que somos nosotros y cada cuál trae las cosas que más le conectan. Todo eso está implícito en las composiciones, en la forma de escribir, de cantar y de esa mescolanza sale el caldo bersuit como le llamamos nosotros.
Aparte nos gusta atrevernos musicalmente a todo. Viajar también nos enriquesió muchísimo musical y culturalmente y han salido grandes canciones que hablan de los viajes.

¿Porqué eligieron el título "La nube rosa"?
Es una canción de Fito que habla un poco de un estado de ánimo ideal, donde todo fluye, los planetas están alineados, uno de las cosas de una manera maravillosa, se emociona por cosas cotidianas y conecta con todo. Pero tenemos que saber que la nube rosa, 'como llega se vá', dice la canción. Pero teniendo esa conciencia sabemos que quedan muchas nubes rosas más por delante.

¿Tuvo alguna participación Oski (el guitarrista Oscar Humberto Righi, ya separado de la banda)?
No,no...es el primer disco dónde no tenemos su presencia. Oski de a poquito fue encarando otros proyectos y se fue encariñando con todo lo que venía haciendo y para nosotros fue un dolor muy grande la pérdida de un compañero de ruta de muchos años, pero entendemos también que cada cuál es libre de elegir su destino, su futuro. Somos gente grande y el tomó esa decisión y la respetamos.

Es la segunda partida de un miembro de la banda. ¿Tuvieron sensaciones encontradas con respecto a esa salida?
Un poco más de experiencia en partidas... Viniendo de la partida de Gustavo (Cordera, uno de los fundadores del grupo), es como que no nos afectó tanto. En ningún momento dejamos dejamos de trabajar y hacer lo que nos gusta y lo estuvimos esperando pero el decidió tomar otro camino y nosotros no nos íbamos a detener. De echo acá estamos con disco nuevo, sin sus guitarras que seguramente más de uno las extrañará pero bueno...Bersuit sigue sonando muy concistente y muy sólido por suerte.
Supongo que, como grupo, tenemos que ir elaborando nuestras pérdidas.

Gustavo Cordera, en recientes declaraciones, dijo que tal vez en un tiempo nos juntemos con mi vieja banda...
El que se va sin que lo echen vuelve sin que lo llamen.

¿Con respecto a la tapa de “La nube rosa” que nos espera en cuanto al arte?
Fue un evento muy casual, porque yo nunca saqué una foto en mi vida pero esta vez se dió. Estábamos de gira, andando por el sur, en Neuquén, entrando a la precordillera y entre los primeros pinos comenzaron a aparecer las primeras nubes. Como iba en la parte de arriba del micro y empecé a sacar una fotos y apareció una imagen muy particular que es una cara y una de esas es la que quedó en la tapa del disco.

¿A qué se refieren al afirmar que algunas de las viejas canciones de la banda se estaban resignificando?
A todo lo que pasa socialmente. Este disco trae cuatro temas que formaron parte de los demos que realizamos para discos anteriores. Hubo como un retroceso al viejo neoliberalismo de los 90, entonces aquellas canciones que escribimos en esa época hoy suenan actuales. Ganan significado y la historia parece ser un tanto circular. Como Nada puedo hacer o Estallidos que parecen haber sido escritas esta mañana. Lamentablemente. Muchos pensaban que esto no iba a suceder nunca más, pero bueno...está sucediendo y por eso las canciones adquieren nuevo significado.

¿Qué les dejó la presentación con el festival solidario con los trabajadores del grupo 23?
Que hay mucha fuerza de este lado también. Gente muy preocupada porque se eliminen fuentes de trabajo, porque desaparezcan medios de comunicación. Es importante contrapesar la realidad, que se muestran por los medios hegemónicos, con miradas alternativas y cada vez eso se va achicando. Cada vez va a ser más difícil encontrar información fidedigna y la lectura de la situación tiene que ser muy atenta para observar de que fuente nos informamos. Fundamentalmente que la gente se quede sin trabajo. Fue un evento multitudinario en Parque Centenario y nada...comezó la resistencia.
Uno hace música para muchas cosas, como abrir cabezas y de repente te tenés que encontrar con gente que pelea, no solo por su trabajo, sino para que le paguen sueldos anteriores.
Y la pregunta es ¿por qué? ¿te molesta?, entonces andá al psicólogo, pero dejá que la gente labure y si tiene ganas de criticar. Si no es como que nos olvidamos que varios capítulos de la Constitución o de la democracia. Cuando en un festival de 30 mil personas te encontrás con coros que piden el pago de sueldos, te preguntás que pasa...y es jodido, estás haciendo música y se dan esas situaciones.

¿En qué momento del 2015 estuvieron grabando este último disco?
Trabajamos todo el año. Comenzamos a principio de año haciendo los demos y la grabación comenzó en agosto - septiembre. Antes de las elecciones y de todo esto...era algo que pensábamos que podía llegar a pasar (sobre el resultado de las elecciones) y lamentablemente pasó. Ahora queda resistir y ponerle el pecho a esta situación. Esto es muy duro porque el neoliberalismo es muy crudo, muy cruel y no anda con miramientos, se trata de cuestiones conceptuales, achicar el Estado, echar a los empleados públicos, después viene el tema (los despidos) con los empleados privados, con un efecto dominó, pedir prestado y esto deja fuera del sistema a mucha gente que es la que la pasa mal de verdad y los costos los termina pagando todo el país y ya sabemos por experiencias anteriores que es muy doloroso.

¿El tema No Vengan tiene que ver algo con todo esto?
Es un tema del demo de “La argentinidad...”, es un tema que tiene 10 o 12 años y no perdió actualidad la letra. Por eso tuvo como una segunda oportunidad y había quedado guardada en un cajón.



¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia